7 ago. 2013

Mi vida pasada está tan alejada...

CARTA DE UNA MONJA A SU MÉDICO

 

En febrero de 1990,

cuando aún la gente escribía cartas, el médico del Monasterio recibía una, muy agradable, de Sor Santi (Fuensanta de nombre) con un sobrecito en el que había unas semillas secas.

 

Sor Santi era aficionada a las plantas,

admiraba la policromía de las flores y adornaba muros, ventanas y parterres, pero desconocía los usos medicinales de las mismas a excepción de las infusiones.

 

Desde hacía años sufría unos temblores

en sus delicadas manos que le impedían escribir. Milagrosamente unas cuantas dosis de árnica convenientemente diluida devolvieron la calma a sus dedos.

 

En aquella misiva escrita con su puño y letra decía:

 

"Mi vida pasada está tan alejada

de mi vida presente que cuando pienso en ella me parece estar leyendo unas memorias de una monja inútil con manos temblorosas a pesar de su juventud o contemplando un espectáculo en un exótico país".

 

"te envío una Bougainvillea glabra 'Sanderiana',

una planta trepadora y cariñosa que no le teme al frío mediterráneo y el color púrpura de sus flores alegra los veranos".

 

"Colócala en un lugar

que haya tierra cerca de una pared donde pueda trepar hasta una ventana desde la cual suelas mirar". Yo estaré dentro de las buganvillas agradeciéndote que me devolvieras mi caligrafía".

 

                                                                                         Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario