21 ene. 2017

su noche se despojaba de bondad


LA NOCHE DE AMANDA

La mañana de Amanda la del Puerto
se cargaba de brillantes y su noche se despojaba de bondad aunque era, tan sólo propiamente suya la bronquitis asmática de marinero.

Caminaba una noche por una estrecha calle
paralela a los muelles para no recibir en el rostro el viento de mar. Por encima de los edificios sólo una única luz del polvo estelar alumbraba su paseo.

Una Dama de porte distinguido
y rostro de cansada belleza se le puso al lado y ajustó el paso al suyo.

Quizá ya se habían tratado en otro tiempo,
así que era natural que se pusieran a hablar.

Amanda comenzó a contarle algo
sobre aquella vez en que, siendo aún niña vio a un lobo que se comía la luna haciéndose de golpe todo luz, una luz amarilla de cadmio con relámpagos brillantes de platino.

La Dama se rio y le dijo:
"Te dejo seguir tu paseo amanda. Dejemos para otra noche el final de tu historia".

Amanda la del Puerto, feliz,
siguió admirando el cielo y sus lucecitas y oyendo en el viento el rumor del oleaje entre la ventisca de una noche aún prometedora.

                                                                                 Johann R. Bach

borde de ánfora romana, fragmento cortante de una concha,


EL INVIERNO EN CADAQUÉS

El invierno en Cadaqués,
es roca, es mínima alga,

borde de ánfora romana,
fragmento cortante de una concha,

fractal de hueso, polvo de la vida,
tramontana que husmea en los escollos,

quieta sombra
cerniéndose en la arena frente al casino.

                                              Johann R. Bach

Ciertas cosas siguen siendo simples para ellas:


EL PESO DE LAS ESTRELLAS

¡Tantas y tantas mujeres!
¡Marcadas por una estrella lila, rosa o amarilla!

Todas caminan hacia el sol fatigadas,
no a causa de la luz cruda de las dunas:
del peso muerto de esa estrella.

Ciertas cosas siguen siendo simples para ellas:
Recordar, saber lo que importa,
estar contentas y enfadadas...

                                             Johann R. Bach

19 ene. 2017

Quiero, alma mía, oír tu grito quebrarse


MIRA AHÍ AFUERA: SIGUE NEVANDO

-¿Oyes amor
la música del campo de estrellas?

Alguien calificó ese sonoro campo de estrellas
como la mayor maravilla del universo.
¿Oyes?

-Nada.
Sólo oigo como caen las plumas de ganso,
cómo la calle y sus árboles se blanquean.

-Ven. Acércate a mi piel.
Quiero, alma mía, oír tu grito quebrarse
en la selva de mis tendones heridos.

-¿Con este frío de pato?
Es éste un frío que inflama los bronquios,
dispara la actividad histamínica y produce el "asma a frigore".

-¿Por qué se le llama frío de pato?

-Porque es precisamente el pulmón del pato de Barbaria
su remedio Anas BarBariae.

-¡Qué haríamos los humanos
sin los animales y las plantas!

Esperaremos como ellos
el celo de la primavera.

Mira ahí afuera: Sigue nevando.

                                                  J. R. Bach

Leer en el libro blanco de los incisivos


PROPUESTA DE METÁFORAS

El sabor mercurial del bostezo
como indicador de halitosis (aliento fétido). En el mismo sentido propongo "oír el violín del aliento".

Leer en el libro blanco de los incisivos
como aliento fresco y agradable.

La usura en los diálogos de los cartílagos
como osteoporosis o desgaste galopante de la masa ósea de las caderas.

La dificultad del hombre para alejarse del toro
como símbolo de fuerza, valentía y constancia hasta la tozudez.

El alarido que mira con su único ojo
como un grito desgarrador realizado por el gigante Polifemo que sólo tenía un ojo.

"Ver un horizonte de colmillos"
mal presagio antes del comienzo de la Audiencia Pública en un juicio promovido por Hacienda. De los robots vestidos con su toga no cabe esperar nada bueno.

Un copo de nieve 
(el retorno).

Acabar la visita a una exposición de porcelanas antiguas 
(la última noche).

Un número de circo no anunciado en el programa = La soledad del poeta.


El olvido = Una manzana verde.

La palmera que poliniza
desconoce la dulzura de los frutos que se mecen con el viento del mundo en los lejanos oasis.

Envía la palmera macho una poesía
que ha de ser descifrada hasta en sus mínimos detalles y es que

Un dátil no es cualquier cosa
y no digamos ya un par de mandarinas.

                                                             J. R. Bach


17 ene. 2017

amb certesa darrere del cel hi ha més cel.

                                                                 Imatge d'una vèrtebra cervical

MANDELBROT  

Beneït Benoît Mandelbrot1)
que ens va posar a meitat de camí per a comprendre que

l'arbre vol dir metafòricament el bosc i que
una rosa reflecteix una altra que està en una altra lloc
i amb certesa darrere del cel hi ha més cel.

Un camell, dos camells, ... tres, ... deu, ... vuitanta-quatre,
l'insomni desert de l'alè de la teva porció de veu.

                                                                         Johann R. Bach

1)        Mandelbrot (pa d'ametlla en alemany. Sic)

detrás del cielo hay más cielos.



MANDELBROT  

Bendito Benoît Mandelbrot1)
que nos puso a mitad de camino para comprender que

el árbol significa metafóricamente el bosque y que
una rosa refleja otra que está en otra parte y 
con certeza detrás del cielo hay más cielos.

Un camello, dos camellos, … tres, … diez, … ochenta y cuatro,
el insomnio desierto del aliento de tu porción de voz.

                                                                        Johann R. Bach


1)        Mandelbrot (pan de almendra sic en alemán)


16 ene. 2017

Todo está presto para repetir una vez más el fractal correspondiente del principio de siglo.


GIRONA

¡Eureka! ¡Todo es historia!
Hemos redescubierto la historia. O sea, como si se volviese a poner de moda la sopa de ajo.

Ha dejado de nevar en Girona.
Cae el sol fuego enamorado del polvo y el viento.

Un momento se ha detenido la inquietud
ciega de los hombres, también la caída del espíritu en abismo sin fondo. En el aire de la Catedral parece flotar el grito de los que por ahora parece que ganan y el llanto de los vencidos.

Sin embargo el bullicio de tambores,
los hallazgos técnicos que se han unido a los arqueólogos en la búsqueda de lo que pasó realmente o en la búsqueda de lo que no pasó como nos habían explicado los sueños babilónicos, tiovivo de la fama.

Volvemos a arder debajo de las cenizas
prestos a resurgir para dar vida a las estatuas de mármol. Centenares de artistas reclaman vanamente los arcos de los nuevos palacios y los niños trazan en vano lemas en los muros.

Todo está presto
para repetir una vez más el fractal correspondiente del principio de siglo.

En cuanto a nosotros
la historia cae, separa bruscamente como el sol la sombra, entibia sangre del aire frentes y labios muertos nunca olvidados.

La historia cae sobre los campos nevados
y ampara nuestras llagas…

¡Eureka! ¡Hemos redescubierto la historia"

                                                                                   Johann R. Bach