31 oct. 2014

silenciaron su cálida voz la soledad, el alcohol y la pesada cruz de los sueños deshechos.

DE NEW ORLEANS A DENVER

 

En duermevela vino anoche en mi sueño

a decirme personalmente que, por fin, se había elevado por encima de los mástiles del puerto.

 

Me lo dijo antes Pete el trompetista

y algún otro al que no le hice caso. Pero no intenté siquiera dar crédito a sus palabras y

 

evadí cobardemente el duelo.

 

Y él lo sabía.

Por eso vino anoche de visita a decirme –firme, pero tristísimo como un arpa de boca- que fuera razonable, que aceptara las cosas como son

 

Pues era cierto:

 

De retorno a su Denver natal

-debido a los devastadores efectos del diluvioso katrina- en un anónimo apartamento detuvieron su corazón, apagaron sus ojos risueños,

 

silenciaron su cálida voz

la soledad, el alcohol y la pesada cruz de los sueños deshechos. En su maleta sólo encontraron su querida armónica.

 

Ahora acabo de despertar

y él de irse, y en el laberíntico mapa de los recuerdos vuelven los rituales felices que compartimos:

 

Los versos de Edgar Allan Poe

-que él citaba como versículos antiguos-, el beisbol y la magia de la húmeda de jazz de New Orleans.

 

                                                                      Johann R. Bach

 

Buscar en youtube

James Cotton Blues Band - Jazzwoche Burghausen 1987 fragm.

 

LOS CIUDADANOS PARTICIPAN

EUSKADI COMIENZA A CONSULTAR

PERDÓN: A "PARTICIPAR" A LA CIUDADANÍA

 

 

Arrankudiaga celebra una consulta legal sobre la independencia de Euskadi.

 

Una plataforma ciudadana ha convocado un referéndum este domingo en la localidad vizcaína

 

País Vasco | 31/10/2014 - 00:04h

 

La plataforma ciudadana 'Ados' ha convocado una consulta sobre la independencia de Euskadi en Arrankudiaga Ados

 

Joaquín Lecumberri Napal

País Vasco Corresponsal



Leer más:
 http://www.lavanguardia.com/local/pais-vasco/20141031/54418434873/arrankudiaga-consulta-independencia-euskadi.html#ixzz3HiJ5YbF6 
Síguenos en:
 
https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

silenciaron su cálida voz la soledad, el alcohol y la pesada cruz de los sueños desechos.

DE NEW ORLEANS A DENVER

En duermevela vino anoche en mi sueño
a decirme personalmente que, por fin, se había elevado por encima de los mástiles del puerto.

Me lo dijo antes Pete el trompetista
y algún otro al que no le hice caso. Pero no intenté siquiera dar crédito a sus palabras y

evadí cobardemente el duelo.

Y él lo sabía.
Por eso vino anoche de visita a decirme –firme, pero tristísimo como un arpa de boca- que fuera razonable, que aceptara las cosas como son

Pues era cierto:

De retorno a su Denver natal
-debido a los devastadores efectos del diluvioso katrina- en un anónimo apartamento detuvieron su corazón, apagaron sus ojos risueños,

silenciaron su cálida voz
la soledad, el alcohol y la pesada cruz de los sueños deshechos. En su maleta sólo encontraron su querida armónica.

Ahora acabo de despertar
y él de irse, y en el laberíntico mapa de los recuerdos vuelven los rituales felices que compartimos:

Los versos de Edgar Allan Poe
-que él citaba como versículos antiguos-, el beisbol y la magia de la húmeda música de jazz de New Orleans.

                                                              Johann R. Bach

29 oct. 2014

su furtivo semblante me transportó a una tarde anterior sentada ante la radio de la que salía una suave música de jazz



ALMA DE BLUES

Su alma, joven, me seduce.
No puede saber que lo escucho a diario. Habita en la habitación más cálida de la casa en medio de libros.

No hay plano que me oriente ni escalera.

¿Es un ángel mortal
el que me anima con su trompeta?

Está, vivo ausente, de espaldas.
En ángulo invisible me sitúo, me acerco a tientas, veo como oprime con sus dedos los botones de oro,

siento el juego de semitonos y tempos desiguales,
casi casi igual que los que toca ahora.

Despierto, me introduzco en la pantalla:
ojos ruines asoman, cicatrices de la infancia.

Sigue entornada la ventana.
Sobresalto otoñal de un ruido urbano. Aún detecta mi oído ávidos rasgos. Su figura inclinada traza sobre el pentagrama su ruta.

Lo acaricio con la mirada
sobre la pantalla del ordenador: son signos reconquistados los del blues –al igual que un poema- que me ocultan.

La vista se detiene fija
en algún punto de la habitación. Por deformación profesional ausculto el ritmo cardíaco y

recuerdo aquel día
que subíamos la cuesta par oír el concierto: mi hermano, entusiasmado iba delante y no le veía la cara,

eludiendo el empedrado de codos de la multitud
que se giraban a mirarlo para saber quién era el osado que les quería aventajar, compasivos o sardónicos.

Lo recuerdo bien:
caminaba remando el aire con los brazos cortos y los dedos gordos –lo contrario de mi figura- como cubiertos de guantes.

Pero miró atrás de improviso
y su furtivo semblante me transportó a una tarde anterior sentada ante la radio de la que salía

una suave música de jazz
parecida a la que ahora sale de la pantalla proveniente de "Youtube".

                                                            Johann R. Bach
JOHANN EN LA RADIO



26 oct. 2014

Gallego y portugués una sola lengua

«Quer que a Galiza seja um Estado? Que esse Estado seja independente?»

L'entitat cultural gallega A Gentalha do Pichel prepara per al set de novembre una consulta emmirallada en el procés participatiu català

esa poca seriedad que desata el grito -y abrevia y cuaja- es polilla sin memoria,

BLUES PARA UN BAJISTA

 

Me cuesta llegar a casa solitario,

a las cuatro de la mañana, cansado y, a pesar de ello con la mente tan lúcida que no puedo dormir.

 

Es la tensión alta y la ansiedad

y esa poca seriedad que desata el grito -y abrevia y cuaja- es polilla sin memoria,

 

crisálida que no devuelve miradas,

rapaz visitadora con laberinto sin cuplé ni tango sino blues nocturno.

 

Esa poca seriedad que anda,

organiza babilonias, sodomas y gomorras llenas de tabaco y whisky en los hoteles de lujo.

 

¡Cuánto Jericó sin trompeta ni tambor!

 

El médico me ha encontrado muy mal,

me ha dicho que he de descansar. Excepto la huella que define al carpo,  metacarpo y dedos lo demás está para ir a la UVI.

 

Es el bajo, las cuerdas y el sonido

lo que mantiene en forma mi mente y mis manos como en una ecuación humana

 

esas cosas que no entiendes…

 

para ti son ¡Qué oro! ¡Qué lágrima!

¡Cuánta sal de mar inunda las tabernas del puerto!¡Quedan ya tan pocas en las que el jazz respire!

 

Cada vez cobramos menos

por una larga noche y cada vez somos más a repartirnos la pobreza. Los medio modernos como la televisión contrata a estrellas nacidas de entre las cenizas de sus películas como el Dr. House por ejemplo.

 

Me entran ganas

de coger mi vieja maleta de madera y largarme…

 

así porque si.

 

Sólo me falta que un día de estos

la escarcha que esa señora de pelo blanco y de cansada belleza pone a diario en el cristal de mi ventana

 

me diga:

 

"Pon a salvo tu flor

y deja en testamento las letras de tus canciones y el instrumento".


                                          Johann R. Bach

“He conocido junto a él las horas de la risa....

BLUES EN EL PUERTO DE PALMA

 

¡Buenas noches señores y señoras!

Hoy tenemos el placer de acompañarles con un poco de jazz su estancia en este crucero.

 

Por suerte el mar está tranquilo

y sólo nos vamos a marear después de tomar unas cuantas birras.

 

A mi espalda, el que toca el piano, Fido;

a mi lado la gran cantante Frieda y un servidor Fedor que con mi saxo completamos este Trio de tres.

 

Canta Fieda

 

"Yo conozco el verbo despertar;

todos conocemos el color verde de la tiza verde y nunca nos hemos quejado por ello ¿no es cierto?

 

Yo conozco la noche de varios pisos;

todos hemos comido la parte azul del cielo la mejor y nunca hemos protestado por su dulce sabor".

 

Frieda calla

y Fedor desgarra el aire húmedo de la sala de actos de la enorme plataforma flotante:

 

el saxo parece un símbolo de nieve

lamentándose de su suerte o quizá celebrándola.

 

Empalma Frieda

con el aporreamiento que Fido –el más delgado de los pianistas- ha emprendido con su mano derecha de las teclas negras.

 

y canta:

 

"He conocido junto a él las horas de la risa.

Todos deberían haberlas conocido: son un regalo que apreciaremos más tarde

 

desde la ventana de una habitación

de algún hotelito que acoja nuestra soledad mientras el sol caliente nuestros delgados labios".

 

Fedor hace un breve solo de saxo

 

Luego Frieda se aparta

su flequillo rubio platino de la frente y se pregunta:

 

¿Hay que admirar al tendero

que mete hormigas entre los higos para aumentar el peso de la mercancía?

 

¿Hay que reír

cuando alguien dice que el agosto se queja por el calor que hace? ¿o que los peatones andan sobre lágrimas?

 

Ahora es Fido

el que hace un suave solo como si sus dedos parafraseasen a Chopin. Luego se une el saxo y

 

es Frida la que cierra la canción:

 

"He conocido junto a él las horas de la risa.

Todos deberían haberlas conocido: son un regalo que apreciaremos más tarde

 

desde la ventana de una habitación

de algún hotelito que acoja nuestra soledad mientras el sol calienta nuestros delgados labios".

 

¡Aplausos!

                                                               Johann R. Bach

 

Una gitana me dijo: “Pobre poeta, eres un alma maldita, sin suerte”

Blues en Google para Emilia

 

Cariño,

al leer tu carta siento algo extraño en mi corazón. Es algo contagioso de lo que me tengo que proteger.

 

Es algo parecido

a eso de despertarse con la boca seca; algo que me obliga a ponerme la mano sobre mi pecho.

 

No sé si me amas porque me necesitas…

porque necesitas un médico especial, individual, irrepetible… aunque sea viejo sin poros en la piel y con los labios adelgazados; o,

 

porque quieres ser la muñeca de alguien

para tener siempre tu dosis de analgésicos, de antidepresivos, tu dosis de seguridad.

 

Das la impresión

–perdóname si soy descortés contigo- que quieres ser la muñeca de alguien para aliviar la angustia de tu pecho

 

siempre que me puedas presentar como un trofeo.

No importa como yo sea, ni siquiera si no soy más que un espejismo. Sólo te importa ser la muñeca de alguien…

 

para tener siempre tu dosis

de opiáceos y anodinos. (Bis)

 

Lo de tu dosis de sexo

carece de importancia porque para ti la sexualidad no es más que la dosis de sexo que tu creas que, en último extremo necesito.

 

Cuando recibí tu carta

fui a una gitana para que leyera los surcos de mi mano mi futuro, y me dijo:

 

"Pobre poeta, eres un alma maldita, sin suerte"

 

Y tú diciéndome

que quieres ser la muñeca de alguien, para tener siempre tu dosis de opiáceos y anodinos, es decir,

 

para que tengas siempre mi dosis de amor,

dosis de amor que calme en el amanecer tu mal humor y por las noches te muestre como una princesa que me ha tocado en la lotería de Google.

 

Decididamente la gitana tenía razón:

Soy un alma maldita, sin suerte. Perdóname por el mal que te hice al no decirte que yo no soy más que un espejismo con los labios más delgados que la piel del mar.


                             Johann R. Bach