15 jun. 2012

ES MÁS FÁCIL AMAR AQUELLO QUE MADURA... (Elisa R. Bach www.homeo-psycho.de)

ES MÁS FÁCIL AMAR AQUELLO QUE MADURA… ES MÁS DULCE
 
                                                

A todas nos duele envejecer. Antes de llegar a eso

                                    muchas mujeres brindan con copas

                                    llenas de licor de manzana, exhiben

                                    con orgullo su originalidad, reconocen

                                    su falsa independencia, entregan

                                    su libre corazón homologado, pretenden

 

                                               olvidarse del trato vulgar al que fueron sometidas.
 
                                                                                                    Elisa R. Bach
                                                                                          www.homeo-psycho.de

ES MÁS FÁCIL AMAR AQUELLO QUE MADURA (c. 61 de "La Chica de Kiefholzstrasse") www.homeo-psycho.de

Capítulo 61 en forma de
 
CARTA ABIERTA
       Elisa R. Bach.

Es más fácil amar aquello que madura (de La Chica de Kiefholzstrasse) www.homeo-psycho.de

Capítulo 61 de "La Chica de Kiefholzstrasse"

·         Psiquismo en la menopausia: LACHESIS C9

·         Insomnio en la menopausia: SENECIO C30

·         Sofocos en la menopausia: FSH 9CH – SULFUR C7

                                                        

                                Carta abierta a Rosa

 

Querida Rosa,

 

Sabes que ya eres una de mis mejores amigas y que ansío que lleguen mañanas en que tomar un café a tu lado me hagan tanto bien como cualquier medicina eficaz contra un dolor de muelas. Juntas podríamos charlar sin que el reloj nos molestara. He recibido tu mail con mucha satisfacción y yo te contesto lo que opino sobre varios temas, entre ellos la menopausia, ¿Qué opino de esa etapa de la vida? ¿Qué creo que significa la menopausia?

Mucha gente (médicos, sociólogos, psicólogos, filósofos...) ha escrito cosas sobre la menopausia y, en general, la tratan en el mejor de los casos como una etapa en que "aún" se puede disfrutar de la vida, con la familia, haciendo excursiones, aprendiendo idiomas, yendo a bailar, etc., pero siempre en un marco de hiato endocrino (descenso brutal en la producción de hormonas) y como una fase "desgraciada" que se puede paliar mediante un tratamiento hormonal sustitutorio (actualmente se denomina tratamiento hormonal a secas) y eventualmente con tratamiento psicológico (peyorativamente psicológico), etc.; como un momento en que la botella está medio vacía.

Yo no opino igual. Para mí la menopausia en la mujer es una fase de liberación total en la que ya no te agobian dolores (en el sentido de obligaciones debidas a la maternidad) ni trabajos (trabajos para otros. Ahora trabajas por fin para ti). ¿Los dolores de espalda? No son fruto de la menopausia. ¿El insomnio? Es un síntoma difícil de tratar si no se tiene en cuenta que procede de una inseguridad creada precisamente por el enfoque de la medicina oficial, pero piensa que en China las mujeres no saben qué es eso de la menopausia.

 

El dolor de espalda lo padecen 400 mujeres menopáusicas de cada 1000. Pero entre las mujeres no menopáusicas el dolor de espalda se presenta en la misma proporción. El tratamiento es pues independiente de esa fase tan rica psíquicamente para la mujer.

 

El insomnio, es un problema muy delicado y que necesita individualización. Es decir el insomnio puede deberse, aún dentro del marco de la menopausia, a causas muy diversas y es necesario un tratamiento adecuado a cada mujer.

 

Por último, la caída brusca de producción del sistema endocrino ha sido mal interpretada por la medicina oficial. En efecto, muchas veces la interpretación de un fenómeno endocrino se equivoca. Pongamos el ejemplo de la glándula del crecimiento: EL TIMO. Durante mucho tiempo se creyó que esa pequeña glándula situada detrás del esternón al finalizar el crecimiento se atrofiaba y ya no tenía ninguna misión pendiente. Investigaciones posteriores y, sobre todo la práctica clínica demostraron lo contrario. El Timo, aun pareciendo atrofiada secreta unas hormonas necesarias para el sistema inmunológico. Con el resto de glándulas pasa lo mismo: su baja producción abre otra etapa. No es un problema de envejecimiento sino de maduración. A todas nos duele envejecer, pero resulta más difícil aún comprender que es más fácil amar solamente aquello que madura.

Lo que hay que combatir en la menopausia –continúo- es el despiste que muchas mujeres interpretan como desorientación porque los medios machacan sobre ello día y noche en programas destinados a captar incautas para despachos de psicología americana (es decir mala y cara).

En realidad muchas mujeres se sienten abandonadas por sus parejas de facto o "de iure" (de hecho o de derecho). Muchos hombres abandonan a sus compañeras alrededor de la época de la menopausia porque en su cerebro en forma de hilo que sólo les sirve para aguantar las orejas, no cabe la idea de que ellas están viviendo lo mejor de su vida.

 

El despiste de la mujer (y en no pocos casos el abandono en que se sienten) en la fase de la menopausia se puede describir de muchas maneras pero la siguiente anécdota podría arrojar luz a esa situación.

 

En cierta ocasión un joven soldado estaba durmiendo a pierna suelta (como los leones) en el cuartel cuando sus camaradas comenzaron a chillar "corre, corre, despierta, corre". El muchacho saltó de la cama y salió corriendo y a mitad del pasillo volvió su rostro preguntando angustiado: ¿A dónde? Los otros soldados se desternillaban de risa.

Eso es lo que pasa en realidad en la vida de muchas mujeres cuando nos dicen "haz esto, estudia aquello, no vayas a tal o cual sitio, no me gusta el vestido que te has comprado, cuida de los niños..." sin saber a dónde quisiera nuestra voluntad llevarnos porque no nos han dejado tiempo ni espacio para movernos (nos han alienado casi por completo). Nadie nos ha dejado margen para pensar qué podríamos desear.

 

En la menopausia todo eso, en general, desaparece y muchas mujeres descubren con cierta amargura que no saben lo que quieren o si lo saben hasta ese momento no han tenido ocasión de ponerlo en práctica. Es el punto en que es posible romper todas las cadenas, saltar todas las barreras y empezar otra etapa y dejar atrás el olor de lavavajillas.

 

Entran muchas mujeres, con la menopausia, en una etapa de completa madurez y no pocas comienzan a vivir lo mejor de su vida: comienzan a tener amigos, a tener amor como nunca lo habían tenido. Comienzan a vivir una época muy fértil en lo intelectual y bastantes de ellas engrosan las filas de las activistas sociales de muchas ONGs o las apoyan demostrando con ello que su calidad y fuerza intelectual está intacta.

 

Fruto de esa madurez, la mujer en la menopausia actúa con una inteligencia y una diplomacia que muchos hombres desearían poseer por no decir comprar y el papel social que juegan las cincuentonas (como muchos médicos las catalogan) es más fuerte que nunca. Sólo tenemos que esperar alguna década más para recoger esas realidades.

Muchas mujeres en la menopausia creen que su vida está a punto de tornarse en la etapa final de su existencia. Nada más lejos de la realidad. Aún les queda por disfrutar de la vida durante 30 o 35 años de plenitud, de amor. Yo opino que esa etapa es la mejor de la vida y el hiato endocrino (la disminución hormonal) es un hecho positivo que da paso a esa fértil fase de la vida espiritual de una mujer, que si en su juventud demostró ser fértil con la maternidad, en la menopausia puede demostrar su valía intelectual y su sabiduría.

 

No creas que lo que te estoy diciendo forma parte de un discurso de mojigata, pues en el terreno sexual no sólo no ha decaído su pasión sino que va en aumento. Así mujeres que hasta los 50 años habían tenido escasos orgasmos por no decir ninguno, pasan a tener una vida sexual plena como nunca y en no pocos casos conocen la profundidad de un amor placentero en sus relaciones sexuales. A esa edad muchas llegan a sentirse amadas y deseadas como nunca. Y lo que es más importante: pasan a sentirse libres tanto si tienen pareja como si no por primera vez en su vida. ¿Es ésa una etapa desgraciada en la vida de una mujer?

 

¡Vivan esas etapas desgraciadas como la menopausia de la mujer! 

                                                                                                                      Besos. Elisa

13 jun. 2012

TAZAS FRÍAS DE CAFÉ EN S'ARENAL. Poema de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

       Elisa R. Bach

TAZAS FRÍAS DE CAFÉ EN S'ARENAL. poema original de Elisa R. Bach (www.homeo.psycho.de)

TAZAS FRÍAS DE CAFÉ EN S'ARENAL

 

Las tazas de café eran a veces

preguntas que se iban quedando frías

o respuestas amargas, con el azúcar

en el fondo sin disolver

y la soledad le indicaba el camino a tus ojos

 

hasta que se te abrieron las plazas melancólicas,

 

cuando aquella antigua oficina de cambio

ya no saludaba con su imagen en la ventanilla

al sol de aquel octubre en la playa de S'Arenal.

Un rumor de noticias y curiosidades

penetraba día a día en la debilidad

 

de las cafeterías vaciadas de turistas,

 

en el desorden del apartamento,

en las maletas ofendidas,

en la ropa cansada del armario,

en los ojos estúpidos

y también maltratados de tus fotografías.

 

Aunque no lo dijiste, mirabas la realidad

 

como el hombre agotado

que vuelve tarde a casa después de traicionar,

por un fruto que apenas le convence.

El mundo es más sencillo

cuando se complica de verdad.

 

Saliste airosa de una batalla entre libros,

 

de un bosque de fuertes y fronteras,

de vientos sin raíces que se mueven

con la fatalidad de los relojes,

de la obligación de hablar otra lengua,

entraste en el laberinto de una memoria seca,

 

donde hasta los mismos dioses se descomponen,

 

pero ahora suplicas en silencio

a ese Lago de los Sueños, mar inapelable

que te acompañe junto a un otoño

con todas sus metáforas y sus ocasos,

que siga bañando con su luz

 

tu soledad en medio de la bella Bahía de Palma.

                                                     Elisa R. Bach
                                        www.homeo-psycho.de

12 jun. 2012

ENTREVISTA EN LA RADIO SOBRE LOS CONCEPTOS DE HOMEO-PSICOLOGÍA (www.homeo-psycho.de)

MEISSEN cuna de la homeopatía. La Catedral

CONCEPTOS DE HOMEO-PSICOLOGÍA

CONCEPTOS DE HOMEO-PSICOLOGÍA

EN UNA ENTREVISTA EN LA RADIO A

Joan R. Riera (www.homeo-psycho.de)

http://www.lucesenlaoscuridad.es/grabaciones.php?elemento=3010

HAS VUELTO A BARCELONA. Original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

      Elisa R. Bach

HAS VUELTO A BARCELONA. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

HAS VUELTO A BARCELONA

 

Has vuelto a Barcelona.

Todo aquí es tan sencillo

como no haberse ido.

 

Has vuelto a Barcelona

esperando otra suerte.

No has de levantarte temprano

si no quieres ver cómo sale el sol

ni enfrentarte a la tinta con frío.

 

Aquí el clima es templado

y todo exceso se inclina hacia el calor.

 

Miras las rosas de algún balcón,

las carpas de colores

de los pequeños estanques

del famoso Parc Güell,

 

el vuelo de aves verdes exóticas

que, como un aviso,

están colonizando el Mediterráneo

donde aún anidan ojos amables

y sonrisas de agradecimiento.

 

Alguien dijo que la poesía,

es también un tiempo

como un coleccionista de antigüedades.

 

Tú empiezas a ser una de ellas.

No te sientes envejecer

(el deseo aún enciende la mente

y el cuerpo -aunque eso no basta),

aún escuchas a vecinos y amigos,

y oyes en el viento alegres trinos.

 

Tu ventana como una página abierta

permite ver la caligrafía picuda

de las torres de la Sagrada Familia

y como sostienen el aire, antiguo

como los cartagineses.

 

Pero sobre todo eso danza la vida

-más intensa aún por estar en vilo-,

Las miradas, las risas y la música

de una lengua que concibe el mundo

y lo despliega ante ti,

como nunca antes lo habías visto.

 

En el fondo, rozando el horizonte,

suena la sirena de un barco

y pían los gorriones.

Todo es tan sencillo,

como la calidez del sol

sobre tú pecho

en este viejo jardín.

 

Todo es tan sencillo,

los árboles de Las Ramblas,

la Iglesia del Mar1

las Cocheras de Sants,

el viejo barrio de pescadores

de La Barceloneta,

como no haberse ido.

                        Elisa R. Bach
               www.homeo-psycho.de

 

(1)          Traducción de Carles Urritz del título "La Catedral del Mar"
en la que se cambia el término "Catedral" por el de "Iglesia".

11 jun. 2012

EL PROFESOR. Poema original de Elisa R. Bach. (www.homeo-psycho.de)

       Elisa R. Bach

EL PROFESOR. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

EL PROFESOR

 

Tu madre te había explicado,

cuando tan sólo tenías siete años,

la historia de Sinué El Egipcio

con tanto lujo de detalle

que se te grabó en tu ADN; así que

 

cuando leíste la novela ya habías reconocido

                                                              tu imagen:

 

viste al pie de la muralla a aquel niño

cogido de la mano de su padre

que horrorizado, con náuseas

y ganas de vomitar rechazaba la escena

del general triunfador de tantas batallas

 

sin piernas y medio borracho explicando sus glorias.

 

En la Facultad –ahora le llaman La Uni"-

siempre había alguien explicando algo.

Y nosotros, vestidos de blanco,

con lo que denominábamos entonces

grandes herramientas,

 

hilo y aguja para coser y reparar el cielo,

 

bisturí, tijeras, pinzas, espátula,

martillo y suturas no desechables,

nos disponíamos a manejarlas

con cuidado, con amor

como parte del sagrado juramento.

 

Las ventanas de las aulas vibraban,

en su delgadez, como grandes trombones

y tu corazón tembló

como el pulmón de aquel niño Sinué

con la primera mano entre las tuyas

 

y tu cuerpo fue Egipto y sus pirámides;

 

los pasillos ardían a pesar de la tenue luz

como los estudiantes al ver una operación

de sinusitis: con la cara sin su máscara.

El clamor de sus suspiros invadía

el aire del Paraninfo en las conferencias.

 

¿Cuándo debíamos dejar de aprender?

 

Profesores con barba llena de cangrejos

y estrellas de mar se empecinaban

en tenernos listos para socorrer a alguien.

Corrían tiempos en que era obligatorio

ayudar en cualquier accidente

 

bajo la amenaza de sanción por no prestar auxilio.

 

El mar o el destino se llevaría

poco más tarde a todos los maestros.

Tú no volviste a ver aquellos ojos

compañeros que te miraban de reojo.

Vuelves, incomprensiblemente, siempre a clase

 

y es una playa, como entonces sola.

 

Un grupo de muchachos y muchachas

te esperan sin batas blancas,

vestidos de colores y albarcas menorquinas,

les das un lápiz con entrada USB

llave de su herramienta el ordenador,

 

los examinas a veces, ahora eres tú, el profesor.

                                           Elisa R. Bach 
                              www.homeo-psycho.de

10 jun. 2012

UNA RARA AVIS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

          Elisa R. Bach

UNA RARA AVIS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

    Elisa R. Bach

UNA RARA AVIS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

       Elisa R. Bach

UNA RARA AVIS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

UNA "RARA AVIS"

 

Una "rara avis" terrestre

con la justa tripulación

cargada de sueños se eleva,

hasta alcanzar su órbita;

en sus entrañas lleva

 

una auténtica ciudad llena de luz

 

como una linterna mágica

que alumbra

la sinfonía del mundo.

Con sus alas de duraluminio

y sus vísceras de titanio y grafeno

 

alcanza altura con el silbido de su pico de oro;

 

arranca, de entre los árboles

de los archipiélagos,

un nido de infancia interrogada:

Eso es casi todo.

Quedando dudas por resolver,

 

espero ansiosamente el anochecer

 

cuando me doy por vencida.

En la mudez del amor permito

que mi compañero Igor se inmiscuya

en mi propia geografía.

Cuando suene el despertador

volveré a una falsa mañana

 

sin lluvia, sin nubes, sin viento,

sin árboles desprendiéndose

de sus pesados ropajes. Sin olores,

el sudor del romero sería un lujo.

Hasta los relámpagos azules y

 

los copos de nieve se han de reconstruir

                                             con los sueños.

                                   Elisa R. Bach
                             www.homeo-psycho.de