29 ene. 2016

el recuerdo de una botella de champagne empañada sobre una bandeja de plata,


LA POESÍA EN SU ESPACIO PRECISO

-Buenos días amigo lagarto.
Hoy te he visto que te encaramabas en lo alto del Muro con la diligencia del relámpago. ¿Es que anoche no cenaste?



Europa, dispuesta a volar en pedazos


EUROPA

Buenos días amigo.
Como puedes ver he cambiado mi vieja silla de ruedas por este moderno vehículo eléctrico que se desplaza en el mismo sentido de mi cuerpo.



27 ene. 2016

Mira a ese hombre que camina despacio porque no sabe a dónde ir


LA RISA DEL DUENDE

Un poco preocupada
porque ya llevamos setenta días sin lluvia, acerco mi silla de ruedas al Muro y saludo como siempre al viejo lagarto:

Buenos días amigo –le digo-,
parece que hoy no quiere salir el sol.

Buenos días amiga –me contesta.
En efecto, esta mañana Betelgueuse la Diosa del Puerto sostiene en sus rodillas un acordeón de murciélagos blancos. Aunque creo que hoy tampoco va a llover.

Con esta sequedad, las calles se llenan de gente ociosa.

Mira a ese hombre
que camina despacio porque no sabe a dónde ir tan temprano como los que no tienen trabajo ni ocupación ni responsabilidades. Se ha detenido junto al Muro.

Escucha.

¿No oyes la risa del duende
que de repente pone en libertad al abrir un paquete de cigarrillos? Es como la mosca que con su zumbido desparrama la sal de la moda.

                                                                                   Johann R. Bach

25 ene. 2016

No había oído nunca un relato más torturado que aquél.


CELOS Y MIEDOS

Ella, mi tercera pareja de hecho,
después de algunos meses juntas, ya no gritaba y en el momento del orgasmo su cara parecía expresar dolor y una extraña ausencia. Sólo mientras dormíamos permanecíamos cada noche tiernamente unidas. Nos cogíamos de la mano y ella olvidaba el abismo –el abismo de la luz del día- que nos separaba. Pero las noches no bastaban para que la protegiera y la cuidara. Cuando la veía por la mañana se me encogía el corazón con un nuevo temor: como la flor de árnica tenía mal aspecto y parecía enferma.


Os hemos esperado casi una eternidad. ¿Por qué habéis tardado tanto?


A PUNTO DE ENTRAR EN TRANCE


Atravesábamos el Sena por sus puentes, pasando continuamente de La Rive Gauche” a “La Rive Droite”


RECAPITULANDO EL GRAN PARÍS

Por fin vino Clara a rescatarme del Gran París, inalterado desde los tiempos de la gran reforma urbanística de Haussmann y melancólico por la nevisca que difuminaba un poco los edificios macizos, idénticos, cortados a la altura de un quinto piso y que brillaban a izquierda y a derecha heridos por algún rayo de sol...


Entre la muerte y la vida, en esta escala, he paseado mi cuerpo.


TODO ES COMO UN EMBROLLO DE LETRAS 
(fragmento)

A veces mirando hacia atrás
puedo sentir desazón
y cierta angustia que me seca la boca.


24 ene. 2016

Estos son los fragmentos de un descalabro brutal del alma y los testículos,


TODO ES COMO UN DISPARATE

-Qué estas escribiendo amigo lagarto.

-¡Oh nada de importancia!
Algunas cosas que me pasan por la cabeza. Estoy pensando en el texto para poner en una maderita extraña para nosotros, de exótica talla, pero útil para los turistas y grabado en él un poema con la inscripción "made in El Jardín de los Sueños".

Cuando acabó, él se interpuso entre el cielo y mis ojos entornados


MEDIA LUNA BLANCA

Uno de los fracasos más decepcionantes de mi vida lo viví cuando acepté la invitación de Albert un alto funcionario de Bruselas.