5 abr. 2017

El pregón se subió a la Red de Redes


UNA GRIETA en UN paisaje DE CIGÜEÑAS

La mañana estaba en una fase ya avanzada y el sol muy alto
cuando llegamos a nuestro paisaje familiar un antiguo corral del que hacía ya años habían desaparecido los animales de granja.

La tierra soporte de las plantas estaba escarbada.
Todo lo demás seguía en orden, en silencio, El responsable del diminuto desmonte era una gallina que en su corto vuelo había caído en el corral como mosca presa de patas en la miel.

Durante nuestra ausencia
se había alimentado de caracoles y lombrices de tierra a falta de grano del que probablemente estaba acostumbrada. Se preguntó a vecinos y amigos si alguien había perdido una gallina. Nada. Nadie sabía nada. Finalmente el alcalde ordenó un pregón en el que se instaba a quien fuera propietario de la gallina a informarse en el Ayuntamiento.

El pregón se subió a la Red de Redes
y, sorprendentemente, en menos de veinticuatro horas, más de dieciocho mil personas habían visitado el video-audio del pregón sobre el extravío de la gallina quebrándose el paisaje como si por el pueblo hubiera pasado Elton John.

A la mañana siguiente el alcalde -con nuestra ayuda-
acorraló a la gallina, la agarró con alguna dificultad por el cuello y la metió en un saco, quedando así el animal bajo la tutela provisionalmente de La Autoridad.

El resto del fin de semana
transcurrió apaciblemente ante una lluvia persistente que invitaba a no salir de casa y observar como el agua iba regando la parra, el espigado laurel y los rosales recién podados.

Hay que decir que en el muro del Casal del pueblo
crece la viña virgen y los pregones se escuchan como en una novela de Proust cuando se ve bajo el cielo "los campanarios de Martinville" en los que el sonido de las campanas es dorado traducción musical del encanto de la lluvia; y toda su existencia futura ya ha quedado afectada;

y, con la memoria
de aquellos seres queridos de un paisaje aplastado contemplamos a otros seres que sólo son de aquí, de este pueblo; buscando ese oro líquido, su presencia a lo lejos, en el tradicional y vasto paisaje de cigüeñas, almendros y olivos. 

El incidente de la gallina ha significado
sólo una pequeña grieta en un paisaje de cigüeñas.

                                                                        Johann R. Bach

4 abr. 2017

sé que el mar nacerá otra vez


LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ

No me gustaría encontrarme otra vez
con sólo una caña en las manos; en una noche desierta, la luna menguante, oliendo la tierra a la última lluvia.

A veces, aún murmuro entre dientes:
"la memoria duele ahí donde la toques. Hay sólo un cielo pequeño donde no cabemos todos".

Y, sin embargo, sé que el mar nacerá otra vez
y de nuevo la ola acariciará las playas, cerca de nosotros, disponible, regalando su música al viento.

                                                                  Johann R. Bach