23 jun. 2012

SIETE VECES SIETE. Poema original de Elisa R. Bach para un 49 aniversario (www.homeo-psycho.de)

             Elisa R. Bach

SIETE VECES SIETE. Poema original de Elisa R. Bach para un 49 aniversario (www.homeo-psycho.de)

Catedral de Meissen cuna de la homeopatía
 
         Elisa R. Bach

SIETE VECES SIETE. Poema original de Elisa R. Bach para un 49 aniversario (www.homeo-psycho.de)

SIETE VECES SIETE

 

No siempre viviste tu cumpleaños

como algo negativo. Y realmente no lo es.

Podrías mirarlo como la señal del monje

que marca sus vueltas alrededor del jardín

con una ramita de thuja –árbol de la vida-

 

llenándose la boca de esencia. Una por vuelta.

 

En su ensimismamiento medita

lo que lee, no levanta los ojos del libro

su compañero fiel, camina sin contar

los pasos entre rosales thujas y vides.

Desde muy temprano,

 

con los ojos heridos por la luz

 

sostiene la mirada de sus sombras,

en el descaro de las profecías

y desdeña la lealtad de sus recuerdos,

duda incluso de las vueltas que ha dado

alrededor de su edén,

 

sufre las traiciones de la carne sin conocerlas.

 

Es mejor que no escandalices más

y habla de ti misma si quieres;

recupera el aniversario como esa vuelta

alrededor del sol, en la nave donde

tu eliges las herramientas y el paisaje,

 

la conversación con los invitados y la cena fría

 

de tus cuarenta y nueve años.

La ferocidad y la aparente hora inoportuna

con la que salen tus años para exigirle

cuentas a tu fotografía, es la señal de entrada

en el mundo de la tercera juventud que

 

no debes medir por el cansancio de la piel.

 

Ahí, delante de tus ojos están

los magníficos árboles de las ciencias y las letras

con sus palabras en pleno comienzo del solsticio

y el orden de los números a la orilla del tiempo,

más cerca de las sumas que de las divisiones.

 

Salen de tu voz palabras mágicas: "Siete veces siete"

                                                         Elisa R. Bach
                                            www.homeo-psycho.de 

22 jun. 2012

ARSÉNICO EN EL PIRINEO. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

         Elisa R. Bach

ARSÉNICO EN EL PIRINEO. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

ARSÉNICO EN EL PIRINEO

 

Aquella muchacha silbaba

en la puesta de sol como en una ceremonia.

¡De pronto se hacía el silencio!

Mirábamos al cielo, escuchábamos.

Todo en Tor parecía callar

 

excepto la conciencia de "El Palanca":

 

ninguna de las pretendidas deidades

del mediodía, ebrias de transparencia,

vueltas luz en la luz del Pirineo,

se hacía visible. Sólo se las oía cruzar,

galvánicas, el aire como manejando el sable.

 

Después de algunos segundos

 

la tierra se estremecía entonces

con un temblor de lámpara de aceite.

¡Qué delicia aquella puesta de sol!

Ver llegar los caballos al abrevadero,

altivos, las crines encrespadas, polvorientas,

 

los cascos levantando chispas en el pedernal,

 

mordisqueándose y atronando la tarde

de tal modo que aun después de haber pasado

quedaba flotando un relincho,

vibrante y dulce, como cuerno de caza.

Se acercaban al agua con sus bocas ardientes.

 

Temerosos, desorbitados los ojos

como envenenados con arsénico.

No bebían.

Un instintivo estremecimiento recorría

sus ancas, sus lomos musculosos, enarcados,

 

y era inútil silbarles…

 

La sed, más fuerte que el pavor ancestral,

los vencía, y al poco, ávidamente saciábanse,

entregados a la inocencia del agua,

como al corto sueño de su destino. Ya se sabe:

una hora duerme el gallo, dos el caballo,

 

tres el santo, cuatro el que no lo es tanto…

 

En ese paisaje disforme, como el secreto rio

del destino, interpuesto entre lo visible y lo invisible,

se abría a tus ojos el firmamento constelado

y dejabas parte de tus cenizas

al revolcarte bajo un bello zodíaco

 

como una lúcida cuadriga, salvaje y pura.

                                         Elisa R. Bach
                              www.homeo-psycho.de

 

21 jun. 2012

ESCRITO EN UNA HOJA DE PAPEL. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

          Elisa R. Bach

ESCRITO EN UNA HOJA DE PAPEL: Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

ESCRITO EN UNA HOJA DE PAPEL

 

Cuando se haya grabado bien

ese código de barras en las sienes

y esa huella profunda que sólo

los arrebatos de poetas y homeópatas

pueden captar en las arrugas de las frentes

 

iremos, ya verás, del brazo

 

con canciones en los labios,

con la boca más ancha

y el paladar hundido en aleaciones

de titanio y miseria a cruzar

por un puente de plata el Leteo.

 

Sí. Cuando ya sea muy tarde

 

para depositar un pedazo de niebla

en cada sombra, y cuando el mar

salude con su beso de nácar

hallaremos nuestras antiguas soledades,

chorreará el agua con su sabor

 

amargo de quinina veloz, de gorriones,

 

te miraré a los ojos y el triunfo será,

como hasta ahora,

una cuartilla doblada entre las páginas

amarillas de un viejo libro

resguardado de la lluvia en el bolsillo

 

con los últimos versos del día.

                                     Elisa R. Bach

20 jun. 2012

RETAMA EN EL CAMINO JUNTO AL LAGO DE LOS SUEÑOS. Poema original de Elisa R. Bach

Hola a todos/as
Se ha colgado en los "comentarios" de la web www.homeo-psycho.de el poema "Retama en el camino junto al Lago de los Sueños"
Leo P. Herrmes

Retama en el camino junto al Lago de los Sueños. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho)

           Elisa R. Bach

Retama en el camino junto al Lago de los Sueños

LA HOGUERA DE LA VIDA

 

Junto a ese Lago de los Sueños

hiciste de tu primer conocimiento

de la vida una hoguera;

allí ardió hecha intuición, entre rocas,

granados, membrillos, vides y pinos,

 

la semilla profunda y crepitó, ondulante, la retama

 

-con qué gotas de frescura aún;

pueriles postales barrían los ojos

y en la boca dejaban la fértil llamarada

de la alegría que penetrando las pupilas

trepaban por tu corteza hipotalámica.

 

Esa lenta ascensión de la luz

 

a caballo por las pacientes praderas

de la circunvolución del hipocampo

invitaba a la molicie, esa comodidad excesiva

en la manera de vivir de los seres vivos

-conscientes de lo fragmentario de su escala.

 

Lejos del vocerío de las calles en domingo

 

y del frío fulgor de la melancolía

llenaste tu cuenco de fragancias oscuras

y sobre la hierba dejaste de vez en cuando

una cesta de uvas maduras y goteantes.

Tras los muros secos de piedra,

 

al atardecer, la columna de un cielo cobalto

 

se desplomaba silenciosamente,

bajo la gran pupila del firmamento,

saturada de temblorosos brotes tiernos

de aquella vid con forma de caracol,

tendías tu cuerpo, libre de pesadumbre,

 

semicerrados los ojos como si dejaran de mirar

                                             el dolor y la nostalgia.               
 
            Elisa R. Bach

19 jun. 2012

POCO ESPACIO PARA EL RENCOR. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

         Elisa R. Bach

POCO ESPACIO PARA EL RENCOR. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

POCO ESPACIO PARA EL RENCOR

 

Desciende la mañana en Cadaqués

abierta como las alas de las gaviotas.

Los manzanos y los membrillos maduran

en los huertos los zumos ácidos del sol;

los animales están inquietos y

 

bajo la lenta vid emparrada de las nubes,

 

llenas de fríos agujeros azules,

la indiferencia cruza la mañana

con una larga cola somnolienta.

El pequeño puerto es un enjambre

de criaturas que acuden al mercado

 

entre diminutas gotas de agua de cielo,

 

las paredes de las casas se estremecen

como un corazón sordo

que deambula entre la gente sin ánimo

siquiera de comprar música como alimento.

La gente lleva aún a esa hora

 

el olor a jabón en sus manos

 

y la locura azul en sus ojos (dentro,

sobre un halo de luz, racimos de ansiedad,

oscuras lágrimas). Pero hoy es ya hoy,

más que nunca. Y la esperanza crece

y crece con el paso de las horas:

 

es la pureza de la alegría la que corta con

                                                   hiriente laurel.

 

Demasiado ligero para izar la carga,

el odio, con su juego de trapos de color

se desliza entre las fisuras de algunas bocas

negándose a admitir la luz y busca

los pocos rincones oscuros de las calles

 

donde aún no llega el azul del mar.

 

Al mediodía ya sale del campanario

la profunda respiración de la tierra.

Es la señal que viene del más allá,

del otro lado de la luz, flotando

como oleaje entre sueños. ¡Mira la gente!  

 

Parecen vivarachas libélulas con rayos rizados

                                                                   de color.

                                     Elisa R. Bach
                            www.homeo-psycho.de

18 jun. 2012

COMO UN GRANO DE ARENA. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

       Elisa R. Bach

COMO UN GRANO DE ARENA. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

COMO UN GRANO DE ARENA

 

Nadie piensa en las veces, las mil veces,

después de la tristeza caprichosa

o de la humillación a la que te sometieron

los mares. Envidias la sonrisa

de los que comparten tu destino,

 

esa distancia fría de sus labios ante la realidad.

 

Son como estatuas

sobre el declive amargo del otoño

y en las seguridades de las rocas

les cuesta concebir el riesgo del viento huracanado,

las tormentas de lluvia y nieve,

 

las descomunales mareas en noches de luna llena.

 

Tú también dudas de la luz que hace vida,

de la consistencia que transmites

confundida con un halo de testarudez;

dudas de tu capacidad a pesar de tu frente

despejada, inteligente. No sientes

 

la mordedura del veneno amarillo de la vejez,

 

la quiebra y el ridículo de la misma forma

que otras criaturas; no concibes las heridas

que tardan en cicatrizar: quizá sea porque

te bañas a diario en la pureza metálica

-sodio, potasio, cobre, titanio, cromo, Thalio…-

 

de las sales marinas en cada pleamar.

 

Agitas el sermón del justo más allá

de las dudas razonables y de las decisiones

clamando contra el filo de los sueños,

contra la incertidumbre de los pinos, pero

no te gusta asumir ninguna responsabilidad

 

en la quietud del hábitat de la arena de la playa

 

con su orden de cementerio de cangrejos,

de visitas regulares del sol y enfriamientos

rápidos bajo la brisa nocturna,

de soledad en el largo invierno.

Muchas criaturas caminan sobre tu cielo

 

mientras la luz deshecha busca tu solidez,

 

pero la luz se enfría débil sobre tu piel

y quien regresa a las playas de su juventud

siente las manchas de la tarde. Eres como

un sencillo grano de arena de la playa.

Nadie sabrá las veces, las mil veces que envidiaste

 

la sonrisa de las olas y su pureza metálica.

 

Tu destino es esperar a que alguna golondrina

te admita en sus bodegas, te transporte

en un vuelo sin retorno a otros mares;

allí donde necesitan tu constancia,

tu sabiduría, tu paciencia y lo más importante:

 

el regalo de tu experiencia en repartir pasión y amor

                                              Elisa R. Bach
                                  www.homeo-psycho.de

BARCELONA NACIÓ CON LOS GRANADOS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

    Elisa R. Bach

BARCELONA NACIÓ CON LOS GRANADOS. Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

Barcelona nació con los granados,

entre alegres flores fucsias

como una granada de astros.

 

Corrían los tiempos que

caballos de madera y elefantes

ganaban batallas y  daban vida.

El delta del Llobregat procuraba

reposo, agua y terrazas sobre el mar

a familias púnicas enteras

resguardadas por murallas

de montañas inexpugnables.

 

En sus tierras fértiles crecían

sin dificultad las verduras,

los higos maduraban

como los versos y los campamentos

reían ajenos a la batalla de Cannas.

 

Los elefantes, verdaderos artífices

de las victorias cartaginesas también

descansaban a orillas de los ríos

prepirinaicos. Desarrollaban tareas

agrícolas, domésticas y pacíficas.

 

Gozaban como niños de baños diarios,

y juegos infantiles; se adormecían

con la música de las olas

y el olor a vino de los soldados.

 

Entre los fermentos

de sus enormes excrementos

usados como el mejor abono,

una semilla blanca

que en su origen tenía

el mismo color de sus flores,

surgió una planta extraordinaria

que viendo la luz del mar

decidió crear sus propias colonias. 

 

Ahora, después de más

de dos mil doscientos años

ninguna necesidad tiene el granado

que venga de tan lejos y me detenga

a contemplarlo en su milagro,

a que admire sus hermosas flores fucsias.

 

Nada es necesario para el granado

salvo la luz, la noche, el agua,

los fermentos, la brisa mediterránea

y el vuelo de las abejas.

La rotación incesante de la tierra.

 

Para ser, el granado no necesita que

me detenga a contemplarlo.

No mora el Punica granatum en mi palabra.

Mi palabra es lenta, sólo evoca

un granado que florecía en Cadaqués

junto al mediterráneo.

 

Existen

una avenida que va a Roma

y una ventana que da a la playa

para guardarlo, y en mi memoria

avenidas de diáfanos cristales

por donde llegó el granado

de Amilcar Barca que contemplo.

 

Barcelona nació con los granados,

entre alegres flores fucsias

como una granada de astros.                        
 
           Elisa R. Bach

17 jun. 2012

Fisterra. Playa de Mar de Fora. Noite da fin do mundo. (www.homeo-psycho.de)

FISTERRA

 

¡Fisterra! ¡Al fin un lugar

donde parece que la compasión

no tiene experiencia! Un lugar,

provisto de mar, para prometer al pecado,

con el aire por testigo para

 

que se modifique si realizamos sus deseos.

 

El agua dulce aquí no necesita de los ríos

para llegar hasta nuestras sedientas bocas,

cae directamente del cielo. Es como estar

al abrigo de nubes oscuras, de rayos azules

y tormentas vivas, permanentemente

 

en camino hacia el clemente estío de las mujeres.              

 

                                                                Elisa R. Bach

                                                www.homeo-psycho.de

Fisterra. Playa de Mar de Fora. Noite da fin do mundo. (www.homeo-psycho.de)

Poema original de
 
                   Elisa R. Bach
        www.homeo-psycho.de

Fisterra. Playa de Mar de Fora. Noite da fin do mundo. (www.homeo-psycho.de

FISTERRA

¡Fisterra! ¡Al fin un lugar

donde parece que la compasión

no tiene experiencia! Un lugar,

provisto de mar, para prometer al pecado,

con el aire por testigo para

que se modifique si realizamos sus deseos.

El agua dulce aquí no necesita de los ríos

para llegar hasta nuestras sedientas bocas,

cae directamente del cielo. Es como estar

al abrigo de nubes oscuras, de rayos azules

y tormentas vivas, permanentemente

en camino hacia el clemente estío de las mujeres.              

                                                                Elisa R. Bach

                                                www.homeo-psycho.de

 

COMENTARIO DE MAR TENERIFE (www.homeo-psycho.de)

Comentario sobre capítulo 61 de MAR TENERIFE

 

CARTA ABIERTA a ROSA

 

Esta carta revela lo importante que es para la mujer contar con la complicidad y la amistad de otra mujer si se tiene la suerte de poder continuar  la relación que quedó interrumpida por la atención a los hijos y por la distancia.

El problema viene cuando tenemos que "reconectar" con nuestros deseos y aspiraciones, si la vida se mueve entre dos pulsiones: ambición o necesidad..... ¿qué hacer cuando la vida te ha mostrado la cuneta donde andan los ambiciosos?..... y en cuanto a la necesidad... ¿qué decir cuando te das cuenta de que cada vez se necesita menos?

Quizá buscar en la tercera que tiene que ver con la espiritualidad pero no por los caminos marcados sino

en una especie de viaje interior para el que no hay todavía mapa de ruta y en el que el trato con personas afines nos da claves cada día.

                                                                                 MAR TENERIFE