18 may. 2012

EL RITMO DE NEIL YOUNG. (www.homeo-psycho.de)

A RITMO DE YOUNG

 

La primavera en Berlín empieza en mayo,

concretamente, para ti, el día 18

-un día tomado por la fiebre- envuelto

en sudores ácidos que riegan tu carne

y la funden con las sábanas revueltas.

 

Mientras sales y entras como puedes en el sueño,

 

te consuela pensar que por una vez tu cuerpo

ha encendido a tiempo una pequeña

y doméstica llama con la alegría de un concierto

en la Filarmónica, y bajo los árboles

como adolescentes en un pequeño utilitario,

 

el fuego que ha de quemar los residuos de la soledad

                                                                          del invierno.

 

La gente pasea tranquila y bien vestida

junto a un rio flanqueado por

frondosas filas de árboles, imantado

por una luna que hace dos noches viste

inmensa y colgada sobre el Tiergarten

 

por encima de la estatua de la Berolina.

 

Te conmueve el contraste entre la formalidad

del paseo y la violencia del agua,

como si camináramos junto a la caseta

de las fieras en el zoo de Hamburgo.

Esa convivencia de Berlín y la jungla,

 

la densidad del agua cargada de minerales pesados,

 

su vegetación de espuma sin olas voraces

te ha hace reflexionar durante el regreso

al ritmo de "Down the River" de Neil Young

grabado en el pendrive y que a través

del USB arranca con fuerza en los altavoces

 

de un mínimo auto que quiere crecer.

 

Uno de sus típicos tiempos medios

con aire de blues y estribillo hímnico

te remueve todos los compases clásicos

anclados como buques pesados en tu mente.

A pesar de ello estiras el cuello,

 

desvías tus ojos hacia el altavoz de la portezuela.

 

Hacia el minuto dos de la canción

tus cejas se arquean de forma inquietante,

la guitarra sucia de Neil comienza a improvisar.

Es un solo por llamarlo de alguna manera.

Sabes que técnicamente es

 

uno de los des-acordes más pobres que recuerdas,

 

hasta el punto de arrancar con una sola nota

tocada con insistencia, percutida más bien

sobre las cuerdas medias, que basa

todo su efecto en el aire autista

y como alucinado con que llena

 

el intervalo entre dos golpes de caja.

 

Son notas confusas, pero funciona; y muy bien,

a condición de que sigas escuchando,

sin demasiada atención, como un ruido cotidiano

capaz de ir y venir a su antojo.

Lo mismo repitió Young años más tarde

 

en el arranque violento de "My, my, hey, hey",

 

una auténtica máquina de escupir grasa

y alquitrán sonoros. No comprendes

cómo este es el mismo hombre

que ha compuesto joyas flotantes

como "Old Man" o "Harvest Moon",

 

pero admites que Neil siempre entendió

                                                          como pocos

 

que la belleza del Rock and Roll estaba

más en la convicción del gesto,

la intensidad rabiosa con que se acopla

a los latidos de la sangre, que en la precisión

o la claridad del movimiento. Neil

 

lo entiende en un plano visceral, de ahí su fuerza.

 

Parece que por fin comprendes

que basta con rasguear la guitarra acústica

o empezar a cantar con esa voz

que siempre vacila al borde de la rotura

o el falsete desafinado. Pero por carácter o

 

por educación eres incapaz de esos extremos.

 

                                               Elisa R. Bach
                                      www.homeo-psycho.de

17 may. 2012

DIA DE LAS LETRAS GALLEGAS

De la Naturaleza eres
¡oh viento! ¡viento! ¡viento!
más que pródigo hijo
el padre esencial de barba líquida
que llenó de traslúcidos oleajes
los vacios del éter
para desgarrarle el himen de silencio

a la corola del mundo.

Milagro de pentagramas desnudos
de apareadas pautas,

¡Orfeo que la rueda haces de la tierra toda!.
Con tañir de violines celestiales
la voz secreta despiertas del paisaje,
con almenas en el cósmico coral,
junto al lamento de alcáceres durmientes
la canción de cuna arrolladora
del encadenado renacer de la vida.
 
                         Traducción de LA PROFE DE MATES

16 may. 2012

COMENTARIO DE LA PROFE DE MATES sobre el capítulo 52 de "Niños a la Deriva" (www.homeo-psycho.de)

Hola a todos/as

 

LA PROFE DE MATES ENVIA UN COMENTARIO. Lo reproducimos

literalmente con carácter de urgencia aunque con la promesa de

traduciros el poema.

                                                 Leo P. Hermes
                                  www.homeo-psycho.de

 

Me sucede lo mismo que a Elisa cuando escribe el poema, lo paso

realmente bien cuando leo y releo el capítulo 52 de "Niños a la

deriva". Sin embargo, no estoy de acuerdo con que el libro podría no

gustar a nadie: a mí me encanta, es una novela muy amena, a veces

surrealista, profunda, tierna y muy interesante. Aprendo homeopatía,

sobre la vida, e incluso desde astronomía hasta los pormenores de lo

que acontece en una nave espacial. La lectura de los capítulos ya se

ha convertido en uno de mis cuelgues de cada domingo.

 

 Los tres primeros versos del poema me han encantado, dicen mucho con

pocas palabras: " Tú hubieras o hubieses amado más..." tiene mucha

fuerza, decae en "Yo también" y se apaga con "No fue posible". Me

sugieren la impotencia que se experimenta al tomar decisiones

"razonables" que van en dirección opuesta a la de los sentimientos.

 

 En Santiago de Compostela existe un bar que se llama "A Mundiña" (

¿el del poema?), está situado en la zona monumental de la ciudad y muy

cerca de la catedral. Tal vez Elisa haya pensado en este lugar para

situar a "los exóticos hombres que la miran, ignorando que no es

libre"; me ha encantado la referencia porque Manuel es un atlante de A

Costa da Morte y tal vez haya viajado a la mítica Compostela. Esta

pincelada realista hace que yo sienta más cercano el poema.

 

 Las reacciones de Carmiña y Leonardo ante su amor de adolescentes,

los cambios de humor de ella y el silencio de él, están bien

matizadas, expresadas con claridad y precisión. Me han gustado mucho

las formas que utiliza Carmiña para desaparecer y la observación que

hace Elisa sobre la actitud callada de Leonardo: "No hay nada más

alejado de la infancia que el silencio de la adolescencia".

 

 Enamorarse de un profesor en la adolescencia, aunque se sigue dando,

es menos frecuente que en la época que recuerda la escritora: la

enseñanza mixta ha diversificado esos sentimientos y ahora se

proyectan mucho más con los compañeros. Solté la carcajada imaginando

las parejas de esqueletos bailando swing y asustados por el canto del

gallo; el relato debía de ser genial, pienso que la creatividad de

Elisa ya despuntaba en su tierna infancia.

 

 Mañana, 17 de mayo, se celebra la festividad del Día das Letras

Galegas que este año estará dedicada al escritor y político

galleguista Valentín Paz Andrade (1898-1987). Va este poema del

libro"Sementeira do vento".

                                                          LA PROFE DE MATES

 

Da Natureza eres

 ouh vento! vento! vento!

máis que pródigo fillo,

o pai elemental de barba líquida

que enchéu de translucentes oleaxes

os baldíos do éter

pra lle esgazar o himen de silencio

a corola do mundo.

 

Miragre de pentágramas espidos

de apareadas pautas,

Orfeu que a roda fás da terra toda!.

Con tanxer de celestes violinos

a voz segreda espertas da paisaxe,

ameando no cósmico coral,

xunto ao laio de alcáceres dormentes

a cantiga de berce arroladora

do encadeado renascer da vida.

 

 

 Muchos besos.

LA PROFE DE MATES

15 may. 2012

"El Cadaqués de Marta Guillamón". Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

"El Cadaqués de Marta Guillamón". Poema original de Elisa R. Bach (www.homeo-psycho.de)

MARTA GUILLAMÓN

 

Marta Guillamón se sorprende ahora

al ver cómo sus dedos ganan velocidad

bailando sobre el teclado

y obtienen una respuesta inmediata

y significativa en la pantalla:

 

ve su retrato convertido en letras.

 

Escribe como si pintara en el aire la puerta

por donde salir o huir de sí misma.

Aunque lo sabe, no quiere admitir

que la puerta sólo conduce

al punto de salida, pero una salida

 

donde las palabras cobran vida

 

levantan el vuelo llevando ideas,

inconexas en la mayoría de los casos,

a veces originales que, en el hiperespacio,

ganan poder y capacidad curativa.

Escribe como si extendiera un lecho

 

de brasas ardientes listas para imprimir

 

sobre las páginas de la vida íntima

y secretamente aspira a que alguien las lea.

Marta Guillamón aprendió

mientras miraba el horizonte

que escribir una página feliz

 

no cambiaba nada en nosotros

 

que sólo pensábamos en corretear por la playa

y, sin embargo siguió escribiendo

sin que lo supiéramos. Nos describía.

Retenía aquellas imágenes en su retina,

cerraba los ojos para memorizarlas:

 

Nos amaba. Como a todo lo que la rodeaba.

 

Tan pronto salía Marta de su casa,

quedaba a merced de los malentendidos;

y, llegó a acostumbrarse. Comprendió

que ciertas frases le salían de la boca

con placer y complacencia, pero

 

no se detenía en ellas: eran sentencias.

 

Sí, sentencias inapelables

sobre la vida del espíritu

cargadas de erotismo salvaje,

casi dictámenes médicos

de los que tardamos en recuperarnos.

 

Todo en ella adquiría gravedad liberadora

 

como si los límites del tablero

donde ha de tener lugar la batalla

quedaran por fin perfectamente definidos,

como si hubiera establecido al fin

el ámbito donde cualquier gesto,

 

cualquier palabra, adquiere el sentido deseado.

                                                    Elisa R. Bach
                                            www.homeo-psycho.de   

13 may. 2012

SEXUALIDAD CAPRICHOSA. Cap. 52 de "Niños a la Deriva" (www.homeo-psycho.de)

Hola a todos/as
 
Ayer, Andrés subió a la web www.homeo-psycho.de el cap 52 de "Niños a la Deriva" en el que se trata la sexualidad caprichosa de personas contradictorias que, por ejemplo, fuman, pero no soportan el humo de los fumadores que están a su alrededor etc.
 
En otro orden de cosas ya se está cambiando la web de forma que podreis leer directamente el "Manual de la Soledad"
y el link "Newsletter" ha pasado a denominarse "Comentarios". También está en proceso el sistema por el cual los lectores de la web www.homeo-psycho.de podrán adquirir los contenidos completos de todo lo que se va publicando.
 
También queremos agradecer a todos aquellos que se van sumando a la  colaboraión con este proyecto con sus aportaciones personales.
 
                                                                                                                                                  Leo P. Hermes