19 oct. 2013

Las cosas esperan mientras el hombre pronostica.

  EL LENGUAJE DE LOS BASUREROS

 

Marta Guillamon volvió de la India

sin haber visitado los cementerios. Dijo en una entrevista a La Vanguardia que no le hizo falta.

 

"En la India vi lo que nunca imaginé:

todos movían la cabeza afirmando que el hombre no fue creado sino prefabricado en series de distintas calidades.

 

"A imagen y semejanza de los hombres

–continuaba diciendo en la entrevista- las cosas, allí también son prefabricadas, desde las casas a los matrimonios".

 

"Hombres y cosas se muestran reacias

a la persuasión de los muertos; así que no es necesario visitar los cementerios".

 

Marta sabía

que algunas cosas eran diferentes en la India. De aquel viaje sacó la conclusión de que

 

las cosas esperan

mientras el hombre pronostica.

 

Mirando aquellos inmensos basureros

le pareció que las cosas importunan mientras las castas resisten. Vio con claridad que las cosas envejecen y sobreviven a su tiempo aunque lo extraño es que mientras el alma es inmortal, el hombre perece.

 

Las cosas están desoladas en la India

mucho más que en otra parte del mundo a pesar de estar junto a millones de personas.

 

Quizá el hombre no está solo

solamente cuando su vida se vuelve contra sí misma, pero en ningún lugar del mundo eso se manifiesta tan crudamente como en la India.

 

Hay que esperar que allí se produzca

un milagro distinto, no conocido aún.

 

                                                                            Johann R. Bach

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario