17 oct. 2013

El cuarto múltiplo de siete muy conocido por la luna

   SIGUEN  AMENAZANDO  CON  LA  POBREZA

 

El cuarto múltiplo de siete

muy conocido por la luna y por las mujeres, vuelve a mostrar su misteriosa influencia sobre la sociología y psicología: el estado de ánimo se relaciona con la posición -risa o llanto- frente  a los sucesos históricos.

 

Corría el año 392 –múltiplo de siete- al galope

una parte del Imperio fijó su sede en Milán, la otra en Constantinopla; ambas acuñaron monedas diferentes y la crisis económica y cultural se cebó con la destrucción de Adrianópolis.

 

Teodosio frenó con esa división

la caída del agotado Imperio; el declive, antes de entrar en la Edad Media, duró 28 años -¿es otro demarrage el 2001?-

 

Dos nuevas potencias culturales

entraron en el Mediterráneo: Persia y Catalunya.

 

Lucio Domitio Aureliano pensó

dar marcha atrás a la rueca universal, con un gesto de tropas rabiosas soñó con detener la caída de su hegemonía.

 

Cuatro Césares abrazados

inmortalizaron su propia foto de Las Azores: el grupo escultórico en pórfido denominado "Los Tetrarcas" dan su testimonio en el Palacio Ducal de Venecia y como un negativo oráculo indica el camino que nunca debiéramos haber emprendido al comenzar el siglo XXI.

 

No deberíamos ignorar

la previsión de la historia condenando como una Merkel cualquiera a sociólogos, psicólogos e historiadores: La Edad Media, sin su sonrisa, ha comenzado.

 

Nos pueden arruinar económicamente

durante los próximos quince años que nos quedan de crisis; nos pueden recortar nuestra libertad; prohibir nuestras lenguas maternas, y, decirnos que volveremos a vivir en la miseria,

 

pero nadie llegará a ser tan pobre

que no pueda regalar una sonrisa por la mañana al dar los buenos días.

 

                                                                                Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario