25 oct. 2013

La agonía del mundo, honda en el entrecejo

   EN LA CONCORDIA  (Ecuador)

 

Cada equinoccio,

sin saberlo ha pasado sobre mi cabeza el último fuego que me ha de llevar a iniciar mi viaje hacia el Ápex: desconocido,

 

su dolor me habrá dado

o su alegría y ahora es una fecha del olvido

 

Extraña presencia

de igualdad de noches y días como en la isla Isabela del paraíso de Las Galápagos, como en aquella mañana en que empezó mi vida en La Concordia.

 

Como quien,

por el gusto de la miel, adivina el panal y perdida flor, así del sabor de lo que ayer fue,

 

reconozco lo que aún no ha sido:

 

la agonía del mundo,

honda en el entrecejo, en los ojos entreabiertos al ensueño

 

y en los labios un nombre de mujer

con el que mi viaje he de emprender.

 

                                                                         Johann R. Bach

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario