2 sept. 2013

Sé que el agua es un vínculo

Agua y lluvia en Alt Treptow

Llueve

en mitad de la noche, en la noche de Kiefholzstrasse, como si aún fuera posible más oscuridad.

 

Puedo escuchar el agua

que araña los tejados y convierte la Köpeniker Landstrasse en un oscuro afluente del Spree mientras pasa por el bosque de Plänterwald;

 

como una gran vena negra

el agua discurre arrastrando, rastros de nuestra civilización, diminutos y abundantes trozos de caucho manchado de humo y aceite sobre el asfaltado terreno guardián del Treptower Park.

 

Lentamente,

me acerco a la ventana y sólo encuentro oscuridad y agua: el fondo de un océano.

 

Sin embargo,

es todo tan hermoso y tan extraño -¿Recuerdas?- como rozar la piel de una foca.

 

¿Por qué darle sentido a cada cosa?

La noche y su hemorragia incontenible, por ejemplo.

 

Sé que el agua es un vínculo,

entre tú y yo, y que el sol de mañana mostrará con orgullo

la enorme cicatriz del horizonte de manzanos de Dammweg.

 

Rio Spree, perezoso

mientras atraviesas, como nosotros, entre Treptower Park y la civilizada península de Alt Stralau, buscando el mañana, bañas a las chicas de Kreuzberg, pero ha de ser buscando el mañana,

 

porque si no hay mañana nada importa.

 

                                                                                 Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario