13 ago. 2013

Pueden ver la letra "I" que sigue a la palabra melancolía

LA MELANCOLÍA DE MARTA GUILLAMON

 

Mientras mantenía una copa de Champagne

en una recepción del Centre d'Etudes Catalans de París oí una voz a mis espaldas que me dejó quieta como un camaleón que quiere pasar desapercibido.

 

Yo había acudido a aquel lugar

a ver una exposición de esculturas de Gargallo y nunca hubiera sospechado que allí una voz que se imponía con autoridad entre los presentes hablaba sobre el grabado "Melancolía I" de Durero:

 

Pueden ver la letra I

que sigue a la palabra Melancolía –decía con cierto orgullo aquella voz- Ese signo imperceptible es la clave, significa va, en latín (tercera persona del presente de indicativo del verbo eo, is, ire, ii ó ivi, itum).

 

Y la quimera que alza el vuelo

(sin duda) la tristeza inscrita. Se dirige hacia el sol naciente, bajo el arco Iris liberador que conduce al Paraíso. Todo lo demás se explica, fácilmente, como una alegoría de la ciencia:

 

Las herramientas de trabajo

y de la investigación están ahí. Ese ser alado sosteniendo un compás ¿no es acaso la imagen de la certidumbre? ¿No es su cuadrado mágico, en el fondo del grabado, una prueba de sus conocimientos matemáticos? He aquí el amor que también deja inscrito en una tabla una pujanza del conocimiento: Cuanto más conocemos más amamos.

 

Era la voz de la mismísima Marta Guillamon

que como antaño sonreía entre los martinis como un ángel viejecillo, bajo un rayo de luz que domina un cielo azul, con una mirada interrogadora.

 

Marta sorprendió con su disertación

a todo el corro que la escuchaba. Había comprendido la esencia del admirable grabado Melancolía I: una fuente rica, profunda y siempre nueva, dotada de bellas líneas abstractas, profundas, reveladoras de amplitud. Yo por mi parte establecí en esos momentos una analogía entre la música de Arvo Pärt y el grabado de Durero de la Melancolía I.

 

                                                                                           Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario