28 nov. 2013

En Grecia fuiste Palas Atenea, En Roma Minerva

   A UNA MAESTRA DE PERIODISTAS

          

Es apasionante imaginar

como avanzas unos pasos y te detienes al ver a los periodistas; durante un instante pareces estar a punto de darte la vuelta y comenzar a correr en dirección a la salida:

 

Es una auténtica pesadilla.

 

Puedo imaginarte incluso

corriendo a refugiarte en tu isla o dirigiéndote directamente al puerto y montándote allí en la barca de mayor velamen.

 

Cada vez te resulta más difícil

pasar desapercibida. Tú la gran Maestra de la Palabra, tú que les enseñaste a ser incisivos en sus entrevistas; y, osados locutores nunca sospechaste que algún día serían tus verdugos.

 

Deja de sufrir por la muerte

de tu hermana adoptiva demuestra tu inteligencia anteponiendo a tu nombre el placer con la dignidad de una diosa como hizo Atenea al nombrarse Palas.

 

No empuñes las armas con tus manos,

acto propio de hombres desalmados usa la delicadeza de tus dedos para el placer y los poemas, escribe tus propios versos, cuenta tus historias como Herodoto

 

En Grecia fuiste Palas Atenea,

en Roma Minerva, eso estuvo bien, te dio satisfacción rodearte de dioses y te pareció obtener lo que ambicionaste.

 

 

Ahora es tiempo de amar

y ser amada;

también de perdonar.

 

 

del "Manual de la Soledad"

     Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario