2 ago. 2013

Eolo se deshizo de su corsé

 SÓLO EL CIELO ES IRRITABLE

 

Así es el tiempo:

todo se lo permite, insolente y amenazador como en el momento en que murió Aquiles.

 

Eolo se deshizo de su corsé,

se alió con Poseidón y comenzó sus correrías destruyendo los algodones del cielo y creando destructivos torbellinos.

 

Cuándo aprenderemos los mortales

que sólo el cielo tiene derecho a ser irritable, imprudente y se hace de lado a nuestras afrentas

 

que comparte  con conciencia

todo lo que todavía no somos y somos, para que seamos del todo.

 

                                                                                     Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario