15 jun. 2013

Desde mi ventana veo el puerto sin gentes

LA NOCHE  DE  NATRIUM  MUR

 

       (Leed el poema con música de Arvo Pärt: Spiegel im Spiegel)

 

Desde mi ventana veo el puerto

sin gentes y con el agua dormida. No sólo me siento solitaria sino también abandonada como los muelles al amanecer.

 

El sol ya no me despierta

 

por la mañana como en otros veranos;

Febus tampoco no se despierta de su sueño marítimo: la luz del este. La cálida noche de junio aún no se alarga sobre el cielo, la ventana está abierta y se derrama la oscuridad sobre mi demasiado ancho lecho.

 

Aún no se hace de día en este Arenys.

Las sombras duermen en las plazas, en el puerto, también en los mástiles, y perfilan los cuerpos mientras se adormecen en el fondo

de cada corazón y mar adentro.

 

No sé si es que veo la noche

mucho más inmensa de lo que mi soledad cree y ya no quiero ser valiente ni fuerte; o quizá es que en esta hora tan triste donde todos los blancos veleros permanecen quietos, ya cansados, la vida va tomando tono de amatista porque no se cree, mi amor, que te hayas ido.

 

Aristas precisas arracimadas de cristal,

telarañas de gotas solapadas a los bloques de piedra junto a la carretera, pintura quebradiza de columnas y de ángulos que se truncan,

 

arquitectura que se empeña

en penetrar en el aire húmedo que viene desde el horizonte, paredes violetas de habitaciones que quieren mirar siempre el mar.

 

Todo ha quedado inmóvil sin ti.
                                                                        Johann R. Bach

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario