13 may. 2013

mientras el cólquico aún florezca y, sin embargo, los rosales ya no gocen, piensa en mí ...

         AMOR SIN MEDIDA

Tu amor sin medida no morirá.

 

Si cuando te conocí

ya no te quedaba nada que pudieras apreciar y el mundo te parecía que no era más que una mirada y un tiempo vivido de alegría,

 

una tristeza que avanzaba

y un dolor que no se confiesa; si cuando te conocí no hubieras pensado en mí y en el amor que te tenía, en cómo me abracé a tu sombra, hoy el mundo sería gris y oscuro.

 

Ahora no puedes pensar

que no te queda nada y el largo invierno impone una caída muy lenta de nieve sobre los tejados y árboles de esta bella Lucerna;

 

mientras el cólquico aún florezca,

y, sin embargo, los rosales ya no gocen, piensa en mí y en el amor que me has dado como nunca podría esperarlo,

 

piensa en cómo el grito es tu regalo.

 

Aunque no te quedase nada,

ni el mar ni las estrellas que en una noche de San Juan indicaron la ruta a los marineros,

 

aun así te quedarían tus ojos

tan llenos de maravillas que no necesitarías los sueños para revivir otra vez lo gozado de mi amor sin medida que no morirá.

 

                                                                                           Johann R. Bach     

No hay comentarios:

Publicar un comentario