31 may. 2013

El "Esclavo Köhler" habla por los codos ...

20. LOS HOMBRES DE MI VIDA (Köhler)

 

 

                                                                                          Treptower Park

 

  • La hipertensión

              BARYTA CARBONICA C6 - ARSENICUM IODATUM C15

 

Escribo sentada,

bajo los asilvestrados árboles de la terraza del "Destille". De frente tengo la bien cuidada masa árborea del Treptower Park. Los toldos de las pérgolas se encuentran curvados por el agua acumulada de la reciente tormenta, envejecidos, fatigados por el peso excesivo en sus espaldas.

 

La dejadez de la terraza contrasta

con los trabajos de conservación diarios que se le dan al parque; ese es su encanto: precariamente amueblada, goza de una paz increíble sólo rota por la sirena de alguna ambulancia.

 

En la mesa de al lado, el Esclavo Köhler

habla por los codos con sus dinosáureos amigos. A Köhler se le apoda "Esclavo" porque cuando se le pregunta si tiene trabajadores a su cargo o es autónomo contesta, con verdadero sentimiento, que él es un esclavo para indicar a un tiempo su obrerismo ideológico y su cualidad de trabajador.          

      

Le acompañan en la ingesta

de sus sucesivas cervezas cuatro amigos cuyo peso conjunto bien podría exceder la media tonelada. Hablan en voz alta sin importarles que en la mesa contigua esté yo.

 

Su queja común es el sobrepeso

y la hipertensión arterial; nunca lo que comen, lo que fuman o lo que beben. Sobreviven sin preocuparse de sus familias, de su economía, ni de su salud:

 

el sobrepeso es molesto

porque continuamente ven en la televisión programas terroríficos que señalan su peligrosidad; la hipertensión es un problema porque se lo dicen los médicos, en realidad su despreocupación es total y, por otra parte, no importa porque siempre habrá quien se mal ocupe de ellos.

 

De hecho Köhler y sus amigos

siempre fueron de constitución maciza, con problemas de lentitud en su hacer y en su pensar, tímidos en general y siempre con problemas amigdaláceos.

 

Aún con todo, la peor consecuencia

que arrastran desde su infancia es la cerebro-esclerosis (o esclerosis cerebral) que produce senilidad prematura y su manifestación más patente es el déficit endocrino tiroideo y genital: su cuello es abultado y macizo; su próstata hiperplásica.

 

Köhler y sus amigos suelen beber cerveza

casi exclusivamente en la terraza del "Destille" cuando hace buen tiempo porque son frioleros y la humedad de los entretiempos (otoño,  primavera) no les invita precisamente a ir a recoger caracoles.

 

Sólo se angustian cuando deben apresurarse,

como sucede a muchos berlineses, debido a su escasa producción de adrenalina: su hipofobia es tal que no quieren tener ninguna clase de obligación, ni trabajar, ni tampoco ir al médico (no sea que les encuentre alguna enfermedad real).

 

Distraída con la observación

de esos tipos no me he apercibido que Maja ha dispuesto el descomunal café; típico en ella. Luego ha llegado Niko y la alegría ha vuelto a invadir todo mi cuerpo.

 

No hay duda.

 

En el parque anidan

decenas de miles de pájaros que construyen sus nidos, pían sin parar  como en un inacabable concierto polifónico, alimentan a sus polluelos y comparten la fantasía con sus parejas:

 

Hay vida y pasión más allá de la arteriosclerosis...

                                                                                                  Johann R. Bach

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario