31 oct. 2013

Entretanto cruzas tus brazos

  LA PERCEPCIÓN DE LA DISTANCIA

 

Hay tanta distancia entre fragmentos,

de aquí a los días que fueron como nidos –afuera todo es verde que crece, el sol mira la rojez de las rosas y la brisa se adelgaza aún más si cabe-, que

 

parecen puercos espines

que se acercan para darse calor, pero no demasiado evitando pincharse.

 

Entre tanto cruzas tus brazos,

te inclinas, saludas, te embriagas de su aroma, reconoces sus labios y el hoyuelo de la hermosura1.

                                                                             Johann R. Bach

 

(1)     El hoyuelo del mentón

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario