4 nov. 2013

¡Oh qué mensajes - dicen los camareros - para leer aquí en una terraza ...

ESCRIBIENDO EN GOOGLE +

 

Cada día nos sorprendes

con tus sopas de letras, ora ordenadas, ora revueltas con barro y trigo

 

¿Qué son, Johann, esos mensajes tuyos

en el mundo alojado de Google +?

 

Escritura cándida

nos dirás, cómo si no fuera evidente: "Es mi arte leído en el siglo pasado".

 

Escritura cándida al Amor

deletreando a su Hermes. Tal palabra oculta te hizo germen.

 

Hiciste palabra de exilio, puro Helios.

¡Oh hielo de avaro, de Arte puro vacío! A tu previsora astucia debióse, dice el Ángel Caído, este árbol en su invierno.

 

Allí –nos advertiste-,

el hombre erró en los espacios de hielo. El Arte raro al necio predicó, el exilio soñó su dolo.

 

¿Y ahora?

¿Qué palpa este despertar?

 

En tu sabio maná lleno de poesía

la primavera te es dada por una Criatura distinta a Calíope aunque parecida a ella.

 

¿Qué escribes aquí

en las hojas sueltas de este gran baúl de Google?

 

Un puro suspiro

–como te gusta a ti decir- dote de tu sentimiento: "un tarro de la doble sal de oro (Aurum metallicum natronatrum) que todo lo cura.

 

¡Oh qué mensajes

–dicen los camareros- para leer aquí, en una terraza tomando un café!

 

"Eres tal libro, el oro negado

en un estudio de la Alquimia Pura deletreándote largamente".

 

                                                                       Margarida B. Sureda

No hay comentarios:

Publicar un comentario