4 jun. 2013

Con el mejor comentario de "La Lectora Agradecida"

EL CAFÉ CON LA CHICA DE LA LIMPIEZA

 

Estoy desesperada. ¿Me comprendes Marta?

Si no fuera porque tú y otras vecinas me dais los vidrios para limpiar nos moriríamos de hambre.

 

Yo no nací para sobrevivir

rebuscando entre los contenedores. ¿Me comprendes Marta? Antes de llegar a eso me pegaría un barrigazo. ¿Me comprendes Marta? Sí, sí. Me tiraría desde lo alto de la Sagrada Familia.

 

Las niñas me dan

un montón de dolores de cabeza y me llevan de culo. ¿Me comprendes Marta? Y para más "inri" mi pareja está otra vez sin trabajo. Fuma más que nunca. Y me siento afortunada porque no bebe.

 

La mayor sólo come

gracias a que mira a las golondrinas piar sobre los alambres de tender la ropa. ¿Me comprendes Marta? Se queda con la boca abierta y así consigo meterle alguna cucharada.

 

Mastica un poco, sin ganas,

y da vueltas y vueltas a cada bocado hasta formar una bola, a veces imposible de tragar y la escupe. ¿Me comprendes Marta? Mientras mira el televisor le doy puré y la mitad se le cae en el babero sin despegar los ojos de los dibujos animados.

 

Se alimenta casi únicamente de palitos de sal.

¿Me comprendes Marta? Está tan delgada que podría escurrirse entre los barrotes del balcón. Para evitarlo hemos puesto unas grandes jardineras con cactus.

 

Mi pareja me dice que tiene celos de él.

¿Me comprendes Marta? Y tal vez se esté dejando morir. A mí me parece imposible, pues sólo se llevan once meses y parece que juegan a gusto.

 

Aunque pensándolo bien…

Cuando vamos de paseo, a menudo algún turista me para por la calle. ¿Me comprendes Marta? Me pregunta si puede hacer una foto a las niñas. Yo las coloco a las dos, pero él sólo quiere retratar a la pequeña con su lacito a cuadros en el pelo y su peto azul y sus zapatitos blancos.

 

Nadie quiere fotografiar a una niña de mirada triste.

 

Cuando me enteré de que estaba embarazada

De la mayor quise deshacerme de ella. ¿Me comprendes Marta? Me pasé semanas enteras moviendo sofás y cambiando de sitio una y otra vez los muebles. Hasta soñé caer por las escaleras.

 

¡Erámos tan felices los dos solos!...

Antes de que me abandonara al quedarme embarazada por segunda vez. ¿Me comprendes Marta?

 

A veces me parece que comprenden

todo lo que hablo en voz alta. ¿Me comprendes Marta? Cuando me pasa eso por la cabeza tengo la sensación que los niños oyen hasta lo que una no llega a pronunciar jamás.

 

Y ven lo que nadie percibe.

¿Me comprendes Marta? Sólo que no lo dicen, lo llevan en los ojos.

 

Voy a continuar limpiando los cristales

antes de que me salten las lágrimas. ¿Me comprendes Marta?

 

                                                                          Johann R. Bach

 

COMENTARIO

 

Marta Guillamon té la paciència d'escoltar el rosari de laments que enfila la seva noia de la neteja mentre fan un cafè.És un personatge que recorda "L' Elionor" de Miquel Martí i Pol en la mesura que retrata el destí de la dona de la classe treballadora.

La crisi actual ha convertit el drama del destí de l' Elionor ( la seva filla farà com ella, treballar a la fàbrica com un estigma de classe) en una tragèdia: ara l'amenaça de quedar-se sense feina fa que el personatge pensi en el suïcidi (com la Colometa de La plaça del diamant de Mercè Rodoreda) tot tirant-se daltabaix de la Sagrada Família... Quantes víctimes hi ha hagut ja, per aquest motiu, a l'Estat espanyol, a França, a Grècia...?.

 

El poema també tracta aquest (primer?) patiment infantil que és la gelosia i la capacitat de les criatures d'intuir, de saber, si els adults que tenen a la vora són feliços o infeliços...

 

La Marta Guillamon, a més de convidar-la al cafè i escoltar-la fins que aboqui tots els seus neguits de forma catàrtica, li hauria d'explicar que en aquest món, tot és relatiu, felicitat i infelicitat incloses i fer-la adonar de la bellesa que l'envolta, la consciència de la qual bellesa és el secret de..."El somriure de marta Guillamon"...

 

El registre lingüístic, recolzat en la repetició (anàfòrica, reiterativa, retòrica...) de la mateixa frase reflecteix alhora el registre col·loquial- popular del personatge i actua com a element de contrast entre la lleugeresa de la forma i la gravetat del contingut.

 

 L'enhorabona pel poema i molta sort a totes les noies de la neteja dels nostres dies...

 

                                                        La Lectora Agraïda

 

(Traducción de Leo P. Hermes)

 

Marta Guillamon tiene la paciencia de escuchar la letanía de todo un  rosario de lamentos que hilvana su chica de la limpieza mientras hacen un cafè.

 

És un personaje que recuerda "La Leonor" de Miquel Martí i Pol en la medida en que retrata el destino de la mujer de la clase trabajadora. La crisis actual ha convertido el drama del destino del Leonor (su hija hará como ella, trabajar en la fábrica como un estigma de clase) en una tragedia: ahora la amenaza de quedarse sin empleo hace que el personaje piense en el suicidio (como la Colometa de la Plaza del Diamante de Mercé Rodoreda), apoyándose en un hipotético descalabro desde lo alto de la Sagrada Familia ... Cuántas víctimas ha habido ya, por este motivo, en España, en Francia, en Grecia ...?.

 

El poema también trata este (primer?) sufrimiento infantil que son los celos y la capacidad de las criaturas de intuir, de saber, si los adultos que tienen en su entorno son felices o infelices ...

 

Marta Guillamon, además de invitarla al café y escucharla hasta que vierta todos sus preocupaciones de forma catártica, le debería explicar que en este mundo, todo es relativo, felicidad e infelicidad incluidas y hacer que se diera cuenta de la belleza que le rodea, la conciencia de la que belleza es el secreto de ... "la Sonrisa de Marta Guillamon" ...

 

El registro lingüístico, apoyado en la repetición (anafórico, reiterativo, retórico ...) de la misma frase refleja a la vez el registro coloquial - popular del personaje y actúa como elemento de contraste entre la ligereza de la forma y la gravedad del contenido.

 

La enhorabuena por el poema y mucha suerte a todas las chicas de la limpieza de nuestros días ...

 

                                                         La Lectora Agradecida

No hay comentarios:

Publicar un comentario