25 abr. 2016

“Nada en el mundo desea retroceder”


CONVERSACIONES CON UN LAGARTO

Me extrañó mucho, la verdad, oír en boca de un viejo lagarto el Segundo Principio de la Termodinámica: la irreversibilidad de todo proceso en la naturaleza. "Nada en el mundo desea retroceder" –me dijo aquel viejo lagarto que se quejaba de necesitar los baños de sol sobre el muro de piedra y al mismo tiempo sentir que el calor formaba parte de su envejecimiento. "Todo tiende hacia adelante –añadió el sabio lagarto- y, finalmente, tendrá lugar un gran avance de la naturaleza": "Las piedras, se harán plantas, las plantas se convertirán en animales, los animales se transformarán en hombres y los hombres se transfigurarán en dioses".

Después de meditar un poco sus palabras le objeté: ¿qué será entonces de las buenas personas, de los pobres que ya se cuentan por miles de millones y de los viejos dioses de El Olimpo? "Eso ya se verá, querido Johann -me contestó el estrábico lagarto- es probable que abdiquen o se jubilen de alguna forma honorable. Mi filósofo natural de piel jeroglífica me contó algunos otros Principios de La Teoría de Cuerdas aún por establecer, pero di mi palabra de que nada revelaría hasta el día de Año Nuevo.

                                       Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Rosalva M P
    22:51 (fa 1 hora)

    Me encanta, porque siempre me deja en suspenso...Gracias Joan

    ResponderEliminar