23 may. 2014

Quiero expresar la tristeza y hoy no puedo

UNA SUAVE MELODÍA

 

De joven ignoraba casi todo,

lo que era viajar, cuál era el aroma del eucalipto que crecía en otro mar… lo que significaba la tristeza.

 

En busca de inspiración

subí a lo alto de la Sagrada Familia por una interminable escalera de caracol; viajé a París y subí a pie hasta la segunda planta y por falta de dinero para pagar el ascensor me perdí la vista desde el tercer piso.

 

Logré algunos versos melancólicos

propios de escritores ricos; imaginé soledades librescas y encontré el aire contaminado de la gran urbe como algo romántico:

 

me atraía el blues y la bohemia, lo reconozco.

 

Ahora que he experimentado

y probado los sinsabores de la tristeza (perder amigos, repentinamente, por accidente, perder el empleo, descubrir que los que decían amarte sólo se amaban a ellos mismos, etc.)

 

quiero expresarla y hoy no puedo.

 

No consigo escribir sino:

¡Qué fresco está el tiempo en esta primavera! ¡Qué hermosos están los campos con sus amapolas por la mañana! ¡Qué bellos los cerezos en flor!

 

Todo baila al son de los gorriones

 

                                                               Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario