17 abr. 2014

El peligro nos priva de toda melancolía... y el tiempo nos mantiene unidos

OPORTUNIDADES PARA EL ENTUSIASMO

 

En el segundo

en que me mostraste tu sonrisa, mi corazón tuvo el cielo entero para recibir calor, alegría… ilusión.

 

Fue medianoche constelada en mis poemas,

supe que la angustia dormía, desapareció la duda entre la imprecación del suplicio y el magnífico amor,

 

comprendí que ya no nos bastaba

el optimismo de las filosofías.

 

El brillo en tus ojos

corroboraba el primer rayo como una dulce medicina, balsámica, que cumplía puntualmente su promesa.

 

El peligro nos priva

ahora de toda melancolía, hablamos sin mirarnos y el tiempo nos mantiene unidos:

 

la muerte aún nos evita,

la vida sigue ofreciéndonos

oportunidades para el entusiasmo.

 

                                                                 Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario