9 jul. 2013

No es bueno el pescado, pero cuidado con la carne

La Dieta de Elisa. Ataque de gota

 

             Ataque agudo de gota

                               COLCHICUM AUTOMNALE 15 CH

                               ANTIMONIUM CRUDUM 9 CH

                               BENZOICUM ACIDUM 9 CH

                               FORMICUM ACIDUM 15 CH (o FORMICA RUFA)

 

En cierta ocasión,

en sólo dos días pasé cuatro veces por la majestuosa Unter den Eichen de Berlín. De noche, allí, la luz de las farolas se refleja en las aún abundantes hojas de los robles, dando al paisaje un color amarillento brindando un espacio acogedor a los que, cogidos de la mano gozan del aire puro cobijando, bajo esos robles, un amor.

 

Si de noche la belleza

de la antigua carretera que conduce al centro de Berlín desde Potsdam es fresca y encantadora, en la tarde la exuberante gama de ocres produce un estallido de color en la retina. Sobre un manto de hojas octubreando, se anuncia lluvia, viento y nieve; se invita al paseo suave, lento, reflexivo…

 

Habiendo recorrido dos Km desde Steglitz,

ya en la profunda Eichen Tor1, junto a los nobles árboles situados en la acera norte, descubrí una imagen que se correspondía perfectamente con el otoño de la vida, cuando ya toda floración ha terminado excepto la del cólquico que comienza con fuerza.

 

Una silueta enigmática

encajaba con la caída rápida de las hojas. De lejos aquella imagen, compitiendo con el monolito de la milla prusiana, parecía una estatua inmóvil, llena de masculina belleza, como en una obra de Rodin.

 

Allí sentado en un banco,

con la apariencia de una edad de 45 años se hallaba un hombre algo cabizbajo; la fina lluvia caía sobre su rostro. En su cazadora de cuero, embutido y empapado, jadeaba.

 

Los pantalones elegantemente ajustados y los botines marrones denotaban el origen no humilde de aquel hombre que se había descalzado, despreocupadamente, en el primer banco que encontró a su paso.

 

De su cara surgían unos labios

hinchados, una nariz algo prominente, y una frente amplia cubierta de arrugas horizontales. A pesar de su juventud, con un pelo crecido, crespo, relativamente bien cuidado y prematuramente encanecido sufría las penalidades de la persona excesivamente alimentada con carne.

 

Y, aun gozando

de buenos cuidados personales, el alcohol había logrado ya sus deletéreos efectos haciendo mella en su rostro, pero también en sus pies.

 

Sus dedos desnudos

estaban hinchados; avanzada ya la tarde, la luz del debilitado Febus hacía reconocible una coloración morada, lastimosa; el rictus de su cara, dolorosa en extremo surgía al compás de latidos punzantes.

 

El ligero sobresalto

que a menudo efectuaba delataba los aguijonazos irresistibles. Yo sentía en mi alma lástima y natural compasión; de buen grado me hubiera abrazado a él

 

y hubiera dejado libre

mi sensación de mariposas en mi bajo vientre, pero el mortecino brillo de sus ojos me indicaba que ya todo era inútil para su alma. Sólo sería posible aliviarle el dolor físico en espera del crudo invierno.

 

El consumo excesivo de carne,

alcohol y tabaco juntos estimula una alta producción de ácido úrico, destruye los tejidos, produce la enfermedad reumática de la gota y aún algo mucho peor: la alienación del alma.

                                                                                        Elisa R. Bach

 

(1)     Eichen Tor. Es el nombre propuesto a la berlinesa carretera que llevaba desde la Alexander Platz a Potsdam (Unter den Eichen) trazada por el mismo arquitecto de La Puerta de Brandenburgo y que en algunos tramos aún conserva cuatro hiladas de encinas.

 

                                          La dieta de Elisa

 

Observar en el cuadro de alimentos de la Dieta de Elisa la fuerte restricción de frutas y pescado y la total prohibición de los lácteos.

 

En efecto

 

La fruta contiene mucho azúcar y ácidos. Esos ingredientes son ya muy conocidos como nocivos para la salud.

 

El pescado no es deseable como alimento (en general) por su alto contenido en sal. También es conocido su efecto sobre la salud (hipertensión, retención de líquidos…)

 

Los lácteos tampoco son recomendables por su alto contenido en ácido láctico (levógiro), sal, azúcar y otros ácidos añadidos (ascórbico, omegas…). Especialmente hay que llamar la atención sobre la responsabilidad de la leche desnatada en la aparición de anemias (rojas y/o blancas), síndromes de fatiga y diabetes.

 

Tabla Alimentos Gota / Ácido Úrico para el tratamiento de la gota

y utilizadas en Dietas Gota, Dieta Ácido Úrico y Dieta Hiperuricemia.
 

ALIMENTOS

PERMITIDOS
    (A diario)

A LIMITAR
(Máximo 2-3 veces/semana)

NO PERMITIDOS
(Desaconsejados)

CARNES

Y

HUEVOS

Pollo, pavo, ternera y en general carnes con poca grasa. Clara de huevo.

Los que no figuran en los otros apartados. Huevos.

Vísceras (hígado, corazón, riñones, sesos, mollejas, lengua) y carnes grasas (cerdo, cordero)

EMBUTIDOS

Embutido de pavo, pato y pollo. Liebre

Jamón. Cecina.

Todos los embutidos grasos

PESCADO, MARISCOS

(pescado de rio)

Pescado azul (sardinas)

Huevas de pescado, gambas, langostinos, cangrejo, mariscos

SOPAS

Y

SALSAS

Caldos de verduras, consomés de carne poco grasos

Mayonesa, allioli

Caldos de carne grasos, extractos de carne, caldo de cubitos, salsas a base de mantequilla

ACEITES

Y

GRASAS SÓLIDAS

Preferentemente aceite de oliva. Aceite de semillas (girasol, maíz)

  

Manteca de cerdo, sebo, tocino, nata

 

 

 

 

VERDURAS, FRUTAS, LEGUMBRES

 

 

 

Todo tipo de verduras, ensaladas. Incluso con frutas mezcladas

 

 

Espárragos, puerros, rábanos, espinacas, coliflor, habas, guisantes, tomates, legumbres

 

 

 

 

       Frutas

excepto peras y manzanas.

    Setas

LÁCTEOS

Quesos grasos,

Lácteos

CEREALES

Harina, arroz.

Tartas, hojaldres. pastas alimenticias, germen de trigo y salvado, patatas, pan y galletas integrales

   pastelería y bollería industrial

AZÚCAR

Y

DULCES

Azúcar refinado, miel, fructosa, chocolate

  Si hay sobrepeso: edulcorantes

FRUTOS SECOS

Albaricoques y ciruelas pasas

Cacahuetes, frutos secos fritos

   

BEBIDAS

Té, café, vino tinto

    infusiones, zumos naturales, agua mineral.

Alcohol en todas sus graduaciones

ESPECIAS, CONDIMENTOS

Todos

  

  

                                  Sobre el ejercicio

 

Elisa tiene el mérito de haber sido pionera en resaltar varios aspectos de la salud. En su libro "Tus medicinas" explica cómo la dosificación de los alimentos alarga la vida y cómo los excesos alimentarios causan desequilibrios fisiológicos y mentales.

 

Respecto al ejercicio no es diferente el criterio de Elisa. Múltiples estudios científicos han demostrado que el ejercicio provoca apetito y obliga a ampliar la cavidad del estómago (aparición de la hernia de hiato); agota la potencial reserva de insulina (creando diabéticos); envejece tejidos y órganos por oxidación; y, entorpece las funciones cerebrales (intoxicación por exceso de oxígeno).

 

Desde un punto de vista más filosófico que científico se podría convenir en que

 

"NO HAY NADA TAN BUENO COMO PARA ABUSAR DE ELLO"

 

El ejercicio moderado, muy moderado, es conveniente para la preservación del cuerpo. No hay nada tan malo cuando ese ejercicio es intempestivo, violento o excesivo.

 

Galeno (Pathologias, libro 1, cap 16) dice:

"que el mucho ejercicio y el cansancio consumen los espíritus y la sustancia, refrigera el cuerpo; y los humores, que, si no, la fisiología natural habría digerido y expulsado, los altera y los hace enfurecer. Y, al estar así enfurecidos, afectan y molestan de diversas maneras al cuerpo y a la mente (produciendo melancolía)".
                                                                                                        Johann R. Bach

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario