8 dic. 2014

Laura amor, si eres inteligente no permanezcas junto a mí,

BLUES PARA LAURA

Si eres lista, Laura, aléjate de mí.
¡Aléjate de mí! ¡Lo más lejos que puedas!

Si eres inteligente
no permanezcas junto a mí, pero si a pesar de todo prefieres una vida llena de percances

entonces coge mi mano y no la sueltes.

¡Mira! Todos parecen divertirse;
beben cerveza y fuman porros liados con maquinilla, sin embargo a mí todo eso no me dice nada:

No sé divertirme como ellos.
En mi país no hacía otra cosa que pasear por la playa y capturar pequeñas gambas y arañas de mar olvidadas por la marea en su retirada.

He ido a la oficina de desempleo
(aunque en el rótulo pone Oficina de Empleo), he cogido número y he guardado pacientemente en la cola,

Han llamado por su nombre a medio mundo,

pero ninguna mesa me ha llamado.
A mi lado se han sentado varias personas que ni siquiera me han mirado. Ni mis iguales tienen interés por mí.

Sólo un negro me miraba
con sus grandes ojos. Conozco bien esa mirada, quiere que le pague una birra a cambio de unos minutos de conversación.

Limpio jardines,
a veces trabajo de camarero y me pagan (en negro) a tres euros la hora porque, aunque comunitario, soy extranjero.

¡Qué puedes esperar de mí?
Si eres lista aléjate de mí. Ni siquiera tengo el engreimiento de creer que mi conversación valga una birra.

Laura amor, si eres inteligente
no permanezcas junto a mí, pero si a pesar de todo prefieres una vida llena de percances

entonces coge mi mano y no la sueltes.

                                                           Johann R. Bach

NOTA: Aunque la historia está sacada de la realidad y los personajes Laura y François sor reales, este escrito no es más que la letra de una canción para una composición de blues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario