27 may. 2014

Para mí no ha concluido el concierto de los pájaros;

Ana la escritora espera la lluvia

 

Hierbecillas de tomillo

en la brisa del Montsec.

 

Noche en la alta montaña

como una ermitaña sola.

 

Sobre el extenso prado

cuelgan unas estrellas.

 

Detrás de las amapolas

surge la luna entre pequeñas nubes.

 

¿Me viene, acaso, la fama sólo de mis versos?

Vieja aunque no enferma, ¡que la escritora desaparezca! Hoja errante por los aires, ¿a qué me asemejo?

 

Una alondra entre el cielo y la tierra.

 

Me tocó vivir alguna mala época

y la esquivé retirándome del mundo como los ermitaños.

 

Hace mucho

que se me nublaron los ojos, y el mes pasado mis oídos quedaron sordos por un resfriado común.

 

El oriol llora con su canto

la incipiente primavera, pero mis pupilas chorrean lágrimas continuamente.

 

Para mí

no ha concluido el concierto de los pájaros; aún no arrastro el culo ni orino por rebosamiento como aquellos que entristecen el paisaje.

 

Las amarillas hojas

que cubrían el paisaje han desaparecido bajo una manta en la que hongos y caracoles

 

esperan la lluvia, otra vez, como yo.

 

                                                               Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario