8 may. 2013

Subir despacio las escaleras...

    EN EL MUSEO (Poema)      

Dentro de El Louvre

hay salas inhóspitas, hay que pasar por ellas apresuradamente como páginas publicitarias de un periódico, pero hay zonas, bellísimas, en las que se cambia de escala y de tiempo.

 

Subir despacio las escaleras

mientras se ve el movimiento de la escultura de la Victoria de Samotracia… una nave sobre el mar de otro tiempo.

 

La profusión

de escenas vegetales, la atmósfera epicúrea…, todo invita a desaparecer en las imágenes.

 

Visitar el museo de El Louvre

Es como volver a los lugares a los que nunca fuiste, volver a instantes imposibles. A la salida, el mundo se te antoja más leve y luminoso. También más vulnerable.

                                                                         Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario