19 abr. 2013

ORDEN EN LA HUELGA GENERAL

     ORDEN EN LA HUELGA GENERAL

 

Todo está en orden,

es decir, en silencio y en quietud como en un lago alpino; como en un sábado a las siete de la mañana o como en una huelga general.

 

Todo está en su hipotético sitio,

esperando que la mano elija; pero mire por donde mire, sólo hallo los años de la infancia y el lugar donde nació el héroe del drama y las primeras impresiones

 

aquellas que evocaban

el séptimo acto en la cima del desastre. Todo lo demás parece no contar: pronto se llenará la plaza de gente con la cara tapada en lugar de las máscaras clásicas, vociferando.

 

Ahora sólo las ropas

representan las tres emociones principales: el vestuario con los pliegues presto a la acción, el miedo en los intestinos y los petardos lanzados por sombras provistas de zurrón encenderán el cielo.

 

Entretanto, los hijos asesinados de Medea,

el veneno y el cuchillo esperarán su turno, encerrados en la caja de la vida hasta que ésta se haga intolerable.

 

Sí, sí. Ahí yacen vivos.

Puedes oír su respiración si acercas tu oreja a la tapa, pero hazlo con cuidado no vayas a abrirla antes de que silben las Euménides.

 

En esa caja roja

se encuentra el amor del cuerpo, y en aquella otra, azul, el amor del alma; no vayas a mezclarlos. En la huelga cada actor toma y sigue el papel que más le conviene, no el razonable de irse a casa a hacer el amor.

                                                                               Leo P. Hermes

 

Noticia de última hora:

40 piquetes con la cara tapada agreden a un tendero en Barcelona.

                                                               (La Vanguardia. 20.00 horas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario