19 mar. 2015

La resonancia acompañó siempre a los poetas asturianos

VOLVERÉ A VIAJAR EN TREN

Cuando aterricé en las islas
miré por la ventanilla el paisaje. Al limpiar los cristales empañados, lo mismo que recuerdos,

no vi catenarias
ni torres de hierro entre la niebla. Tras el estremecimiento sentí que había dejado atrás un planeta de sidra, una tecnología de carbón, un paisaje que se podía recorrer en tren y una canción de solidaridad:

Hay una lumbre en Asturias
que ilumina la tierra entera
y es que aquí se ha levantado
toda la cuenca minera… (bis)

Toda la cuenca minera
extrayendo riqueza de las entrañas de la tierra, mientras las mujeres sacaban a la tarde la raíz cuadrada.

Todo puede salvarse todavía:
¡cómo crece el amor a manos del feroz estimulante que es la clara certeza de que somos mortales!

La resonancia acompañó siempre
a los poetas asturianos para quienes primó siempre la vida sobre la literatura; entre la pica y la pluma.

Tras sus poemas siento las vibraciones
de los férreos hexámetros de aquellos hombres rústicos pero con corazones demasiado grandes para aquel planeta.

Ya siento que se acerca el día en que
volveré a viajar en tren.

                                                                   Johann R. Bach

1 comentario: