18 mar. 2015

a mucha gente le llega, sin apenas notarlo, el tiempo de no esperar a nadie.


TE NECESITO –DIJE- AUNQUE 
SÓLO SEA PARA ESCRIBIRTE

Cierto día te dije:
te necesito aunque sólo sea para escribirte porque detrás de las palabras sólo te tengo a ti.

No te pareció suficiente,
pero a mí sí me importa lo que sucede en tu noche estrellada frente a un verso.

Ya sé que a mucha gente
le llega, sin apenas notarlo, el tiempo de no esperar a nadie. Un tiempo en que el amor ya ha pasado fugaz y silencioso

como en la lejanía un tren nocturno;

un momento en el que parece
que han de volver a la esfera del absurdo, a sentirse culpable, al vulgar miedo de perder lo que estaba, ya, perdido

como en un jardín invadido
de premonitorias verbenas blancas.

Quizá aún no sea tarde, amor,
nombre perdido en un mapa antiguo de esos que han esperado enrollados detrás la puerta del desván,

turbador hasta cuando eres olvido.

Quisiera que oyeras como yo
las sílabas de tu nombre un ruido de guijarros que las olas remueven entre las olas del mar.

Cierto día te dije:
te necesito aunque sólo sea para escribirte porque detrás de las palabras sólo te tengo a ti.

Mientras eso te escribía,
detuve mi pluma un momento, sintiéndote muy cerca.

                                                               Johann R. Bach

3 comentarios:

  1. SENSIBLEMENTE SOÑADOR
    ELTIEMPO DE UN VERSO,
    PLÁCIDA TERNURA
    AL JUNTARSE EL MISTERIO
    VIVIENDO EN EL SILENCIO EL VERSO.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. "Quisiera que oyeras como yo
    las sílabas de tu nombre un ruido de guijarros que las olas remueven entre las olas del mar.

    Cierto día te dije:
    te necesito aunque sólo sea para escribirte porque detrás de las palabras sólo te tengo a ti.

    Mientras eso te escribía,
    detuve mi pluma un momento, sintiéndote muy cerca.Es delicadamente hermoso que te piensen y se deslice la pluma con sensible sentimiento.Quizás algunas musas necesitan ,además ,lecturas compartidas como cuando observamos la mar y sabemos que nos mira ,pero aún así nos zambullimos en él .

    ResponderEliminar