21 mar. 2015

Cuando llamas por teléfono y nadie contesta

APUNTES DEL SÁBADO DE UN JOVEN POETA

Hubo un tiempo
en que creíste que los apuntes o fragmentos podían ofrecerse como trabajo preparatorio de algo más coherente, más articulado.

Ese tiempo pasó
y estas frases son, por el contrario, las ruinas de un edificio aún inexistente.
                                                                                                Johann R. Bach
                                                    I
Llamas por teléfono
y nadie contesta. Se te puede imaginar cómo en el Camino el viento cálido te empuja y alargas una mano indolentemente para que el tacto del sol se extienda por tu piel con el gozo del azul y te abrace, brillante, el mediodía.

Entretanto
llamas por teléfono y nadie contesta. Se puede presentir el desnudo latido donde el corazón te resuena el pulso antiguo del mundo y el aire es un aliento que bebes y te dibuja entre sístoles.

Llamas por teléfono
y nadie contesta. Toda la vida te cabe en los ojos-así de grandes los tienes-cuando miras el silencio y necesitas pensar en el retorno. Insistes en hablar por teléfono y nadie contesta.

                                                            II
Escribes,
abres tus sentidos, destierras la añoranza. Entretanto, lentamente tus dedos señalan las olas del puerto; y, en el horizonte, la espesura del barro, la musicalidad del tiempo indicando la posición de las galaxias como si de vectores afijos se tratara; 

la densidad de los números reales 
o la del trigo como en las antiguas dinastías faraónicas de los ptolomeos que medían el grano y las estrellas por litros.

Tus sentidos también señalan,
como "in longa mano", el canto humilde de las primeras formas sobre los muelles del puerto; confundiendo los límites.

                                                                Johann R. Bach

1 comentario:

  1. "Ese tiempo pasó
    y estas frases son, por el contrario, las ruinas de un edificio aún inexistente.""Llamas por teléfono
    y nadie contesta. Toda la vida te cabe en los ojos-así de grandes los tienes-cuando miras el silencio y necesitas pensar en el retorno. Insistes en hablar por teléfono y nadie contesta.""Tus sentidos también señalan,
    como "in longa mano", el canto humilde de las primeras formas sobre los muelles del puerto; confundiendo los límites."Un comienzo derrumbado para un edificio aún inexistente.....triste metáfora que nadie coja el teléfono para el retorno,se insiste y hasta el vacío enmudece tan frío como el edificio inexistente.Nada peor que la nostalgia de lo que nunca ha pasado.Saludos de domingo,poeta

    ResponderEliminar