2 abr. 2015

La Flor de los Vientos lloró amor azul

LAS MANOS DE LA AMAZONA DE PLATINO

 

La Flor de los Vientos ya dañada

y seria, sola, mujer llagada, no cesaba en su asombro.

 

Forjada de nuevo su piel

Usa ahora su montura transparente y fuertes bridas para cabalgar por las llanuras de su nuevo universo.

 

La Flor de los Vientos lloró amor azul

con las fáciles lágrimas como las de una anémona Pulsatilla, no como una anémona cualquiera.

 

También lloró risas –todo hay que decirlo-;

dicen que se volvió cruel, que sacaba los ojos a sus enemigos usando saliva real.

 

Dañada, sí,

y soportando la lluvia ácida sobre raras heridas. Necesitaba que le llevaran luz y aroma de azahar.

 

Llévale platino si te encuentras con ella.

 

Diosa del Amor llagada,

Forjada de nuevo su piel usa ahora su montura transparente y fuertes bridas para cabalgar por las llanuras de su nuevo universo.

 

Lleva a los aires ya, dañada,

La Amazona, su piel cubierta por una capa fina de platino. Ahora sabe lo que busca:

 

Sus manos escriben

paz a los unos, gratuidad desencantada a otros lectores que al azar recogen sus poemas en el fondo de los pozos en los que han caído.

 

Manos incendiarias las suyas,

las únicas que brillan en las praderas del nuevo Universo.

 

                                                           Johann R. Bach

 

1 comentario:

  1. Tu amazona se robó su primavera,si me la encuentro no le donaré platino,quizás le venga mejor tomar al sol una taza de té con pétalos de azahar y otras hojas antioxidantes como tónico balsámico.Sólo espero que no me saque los ojos,nunca se sabe lo que se puede esperar de manos incendiarias que aún ,de vez en cuando ,lloran lágrimas azules y escriben gratuidades desencantadas....Bon día,poeta!

    ResponderEliminar