25 feb. 2015

todo aquello que ha hecho crecer la soledad.

EL FRÍO NO ES CUALQUIER COSA

 

El tiempo es el frío.

Todo cuerpo –eso lo sabe bien Maribel-, tarde o temprano, se convierte en alimento para el telescopio:

 

Con los años se enfría, se aleja del astro.

El vidrio florece con un bordado complicado: el marco es una jungla cristalina de cola de caballo, ortiga, hinojo, tomillo, romero y

 

todo aquello que ha hecho crecer la soledad.

 

Pero como una escultura

de un jinete de platino que cabalga por el jardín de su panteón el universo, el ojo del invierno tiende a ponerse blanco

 

en vez de llorar.

 

Allí donde los sueños se escapan,

donde no llega la mirada, el tiempo, descendiendo súbitamente bajo cero, te hiela el cerebro, como el dedito del granuja del verso de Pushkin.

 

                                                                                              Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario