20 jun. 2014

Asi la luz por la cabizbaja persiana veneciana atraviesa el tenue espacio...

LA LUZ DEL EROTISMO

         

Un encorvado y decorado cristal

entre luz y luz se expone, ¿entre el brillo de nuestro interior y el brillo de qué misterioso sol exterior?

 

Inmenso sobre la tierra y el cielo,

o enfocado ardientemente sobre lo más sensible, nuestros espíritus arrojan por todas partes sus reflejos.

 

Por todas partes las formas.

¿Serán de belleza, serán los desnudos esqueletos de la duda?

 

Así la luz

por la cabizbaja persiana veneciana atraviesa el tenue espacio intermedio con líneas paralelas de polvo luminoso para dorar una cama matrimonial

 

donde la mente de El Bosco concibiera

esas felices manos, ese cabello suelto y medio seno desnudo e iluminado e,

 

inminentemente encima de ellos,

un rostro rojo clavado en la imbécil sinceridad de la lujuria.

 

                                                                          Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario