29 abr. 2014

No hallé consuelo en tus palabras

BLUES DE OJOS SIN BRILLO

 

No vi –aquella noche- amor en tus ojos.

Su habitual brillo había desaparecido.

 

No hallé consuelo en tus palabras.

Me repetías hasta la saciedad que yo era un tirano y que mi crueldad merecía los peores castigos.

 

(estribillo)

No hallé ternura en tus palabras.

Te pedí perdón si en algo te había ofendido. No quisiste creer en la sinceridad de mis comentarios.

 

Ahora –después de aquel desastre de amor-

no me tomes el pelo, ¿si tuviera algo de eso llamado futuro, muñeca, te sentirías decepcionada?

 

No te burles de mí

porque te parezca sumiso.

 

Yo podría ser ese hombre arrogante

que simula ir a por ti (y cómo iría muñeca) para enaltecer tu ego.

 

No creas que no comprendo

los engranajes de tu mente y que cuando llores te vaya a seguir el juego (lo sé bien)

 

no puedes querer tirar de alguien

y a la vez apoyarte en mí.

 

No te burles de mí

pues bien sabes que no hallé consuelo en tus palabras ni vi amor en tus ojos.

 

No te burles de mí

pues bien sabes… … …

 

Me he levantado con resaca.

Lo primero que he notado es que ya no estabas a mi lado. Con el molinillo que me regalaste he molido suficiente grano para un doble con whisky.

 

La cama estaba esta noche

aún más fría sin ti. Sabías como excitarme y cómo tu forma de amar me dejaba sin aliento.

 

Se lo contaba todo a un amigo

y por el modo en que rabiaba debió haberlo probado él también. Mi cama vacía me hace sentir triste y de mal humor.

 

(estribillo)

No hallé consuelo en tus palabras.

Te pedí perdón… … …

 

                                                              Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario