12 ene. 2014

lo que debemos buscar es lo verdaderamente vivo

CARTA ABIERTA A PATRICIA

 

Hola amor

He recibido con alegría todos tus correos y que no he podido contestar por el agobio y el ruido de las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. ¡Buff!

 

No sabe cuánto me halaga que me pidas –a mí, un humilde escritor cuyos poemas se pierden en las profundidades de ese gran Baúl llamado Google-qué libro puedo recomendarte.

 

Parafraseando a Lope de Vega,

"en mi vida me he visto en tal aprieto

(…catorce versos dicen que es soneto…)".

 

Durante toda mi vida busqué como tú "ese libro" y sospecho que aún no lo he encontrado pues sigo revolviendo obras antiguas y modernas en las librerías donde de reojo unos ojos mecánicos vigilan que no los robe.

 

Vivimos el momento de mayor conocimiento de la historia, y sin embargo, la sabiduría brilla por su ausencia. La sabiduría antigua es aquello que nos falta, el tesoro que hemos perdido.

 

Más de uno pensará que soy un reaccionario, pero lo único que sucede es que reacciono contra las mentiras instauradas, contra los eslóganes establecidos. Actualmente existe una enorme superstición con lo nuevo. Así cuando se describen por ejemplo las cualidades del neutrino (año 2002) en realidad se está usando la bella fraseología con que Julio Verne nos relataba la historia de Miguel Strogoff.

 

Ante aquellas novelas de hoy en día que buscan ser "modernas" o "nuevas": yo me pregunto por qué se llama con tanto aplomo "vanguardia" al manierismo, si casi todo lo que pretende pasar por hoy por nuevo lo hicieron con mayor intensidad nuestros abuelos.

 

Se escribe a la manera de tal o cual autor contemporáneo. Casi todo es manierismo, y lo más curioso es que "las vacas sagradas" aceptan como un color nuevo lo que sólo es un nuevo barniz. Yo mismo escribo algunos poemas en los que declaro abiertamente esa cualidad como en el caso de mi escrito "Poema al estilo Thomas Mann".

 

Esa tendencia sigue a pies juntillas las necesidades del mercado de la misma forma que lo hacían los pintores de floreros de 1.915, porque hoy lo que es lo joven y aparentemente nuevo.

 

Las renovaciones más radicales de nuestra historia –el Renacimiento y el arte moderno- se basaron siempre en el pasado. Lo nuevo siempre resurge de lo antiguo cómo el tejo moribundo que lanza una de sus ramas –venciendo las fuerzas de su geotropismo negativo- contra el suelo y al hundirse en la tierra echa raíces y brota de nuevo buscando la vida.

 

Sí amiga Patricia. Hay que revolver entre los conceptos de la cultura clásica de Grecia y Roma, entre el arte abstracto de las cuevas de Lascaux y del arte simbólico de oriental antiguo. Paul Klee utiliza jeroglíficos, Rthko estudia a fondo las teorías estéticas medievales de la luz, el Ulises de Joyce tiene siempre presente a Homero.

 

Escojas lo que escojas para leer debes mantener una cierta distancia, por lo menos inicialmente; leer con espíritu crítico y contén tu entusiasmo todo lo que puedas ante los descubrimientos que te dará la lectura.

 

Una de las características más notorias de nuestro tiempo es el ruido que produce. Nuestras ciudades son ruidosas. El exceso de oferta de todo tipo y la ingente dosis de información que nos golpea a cada momento es también una metáfora del runrún del ruido que se extiende por todas partes. Y eso no te deja escuchar las melodías sutiles que suenan al fondo del barullo. Porque también son extraordinarias.

 

Los medios de comunicación nos hacen creer que lo importante es lo efímero, la noticia, el libro en las listas de ventas o en la contraportada de La Vanguardia cuando lo que debemos buscar es lo verdaderamente vivo.

 

Pero esto puede parecer, hoy en día, un poco "ingenuo" por su obviedad. Hay que estar de vuelta de todo, pero ¿cómo pedirte a ti y a tu juventud estar de vuelta cuando aún estás en plena formación? Es decir, cubrirse obedientemente con ese vano escudo de cinismo con el que se protegen los cobardes.

 

No sé si he contestado con esta parrafada a tu pregunta, pero si yo tuviera que volver a empezar, lo haría con el Quijote. Lentamente, sin prisas y quizá con alguna versión comentada.

 

Pero lo que más me ha gustado de tu pregunta es que la lectura de mis escritos te hayan llevado a la necesidad de leer, de buscar,… de vivir… y es que eres realmente un amor.

 

Te quiere               

                                      Johann R. Bach

                    Barcelona a 12 de enero de 2.014

2 comentarios:

  1. Es estupendo poder leerte, y disfrutar de tus palabras... Simplemente, renuevas las ganas a las bibliotecas, con sus libros empolvados y le das esas alas para que vuelen y se cuelen por las ventanas, y se presenten ante cualquiera ávido de ilustración y le digan: ¡aquí estoy! Soy el libro de tus sueños; "ego sum qui sum", y sólo para ti. Y la buena literatura, la humilde, la inconmensurable, llena de universos, se alegra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola DMClarisa.
      Gracias por tus palabras. Animan a seguir escribiendo.Eres un amor.

      Eliminar