24 jul. 2013

Profesora de música se ha casado con un hombre de fortuna

  LA PALMERA DE ORIENTE

 

  • Mal de los transportes.
  • Cabeza caída

 

                                       COCCULUS IND C30

 

Rosa, antigua compañera

de la época escolar de Baumschulenweg ha venido de visita desde Basel (Suiza). Hemos comido juntas un halbe Ente en el restaurante Kuffer, situado al comienzo de Forsthausallée.

 

Cuenta que las cosas le van bien:

es profesora de música y se ha casado con un hombre de fortuna, cosa que no está descartada de la cabeza de muchas berlinesas y no pocas chicas de Potsdam.

 

Rosa, era en el colegio objeto de burla

porque no podía mantener erguida la cabeza: se le inclinaba notablemente hacia la derecha excepto en momentos que se distraía completamente y no pensaba siquiera en ese problema. Su postura preferida era la de mantener la cabeza con las manos apoyando los codos sobre la mesa.

 

Intelectualmente, no era

lo que precisamente podemos llamar brillante, más bien era lenta y respondía muy despacio a cualquier pregunta, como si no la hubiera comprendido, sobre todo después del "surmenage" a que nos sometíamos en tiempos de exámenes en los que lo habitual era estudiar durante semanas por la noche.

 

Era la que siempre vomitaba

en los viajes en coche: sentía vértigos, náuseas y sufría continuas lipotimias. En las excursiones en autobús el mareo estaba asegurado y después las piernas las sentía acolchadas, algo así como lo que sienten las personas que sufren esclerosis en placas (esclerosis múltiple).

 

Ha probado toda clase de medicinas

y fisioterapias para ganar fuerza muscular en su débil cuello, pero todo ha sido inútil. Sólo mejora con el tratamiento homeopático y en lugares cerrados.

 

Lo de casarse con un hombre de fortuna

es un misterio porque Rosa siempre ha tenido un carácter de mil demonios, aunque creo que su fuerte libido le habrá ayudado a compensar el humor de perros que le sale hasta por las orejas.

 

Las hay con suerte...
 
                                                        Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario