25 may. 2013

¡Díselo Marta! ¡Díselo! ¡Lagarto, lagarto! Rezágate ...

 EL LAGARTO EN EL JARDÍN

 

Mira Marta

cómo regresa la primavera al jardín.

 

¿Cómo pedirle al jilguero

que no desgrane al joven girasol porque apenaría a los cipreses? ¿Cómo pedirle que reanude el vuelo y regrese a su nido de plumas?

 

¿Cómo decirle a la serpiente

que no reconozca al pájaro en la rama del cerezo y al saltamontes que no gruña cuando el mirlo se lanza sobre él?

 

¿Cómo decirle al topo,

que no ve nada que haga de testigo y a la mariposa que se ponga del lado de los débiles si su misión se limita a añadir belleza al jardín?

 

Ya es mediodía y el sol calienta.

¡Díselo Marta!, ¡díselo!

¡Lagarto, lagarto! ¡Rezágate!, anda, sin peligro: ¡Hemos vuelto toda la familia!

 

¡Observa! Pues eres buen profeta:

Ves todo desde tu murete, hasta el titubeo de la lechuza.

 

                                                                                     Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario