7 sept. 2012

FÓRMULAS Y RECETAS MÉDICAS EGIPCIAS ( www.homeo-psycho.de )

El Papiro Ebers recoge un remedio para que una mujer deje de concebir durante uno, dos o tres años: "moler una medida de puntas de acacia y dátiles. Mezclarlo con miel. Impregnar un tampón e introducir en la vagina".

 

                                             PAPIRO EBERS (Prosa)

 

Si hubiera nieve

quedaría de ti una huella aquí donde por un instante te apoyas, en el muro de la Iglesia de Sant Joan de la Virreina… Pero hace calor y las hojas de los plátanos aguantan en la rama, hasta las mujeres van sin maquillaje y algunas en "shorts".

 

En el campo

el maíz debe estar a punto de ser recogido, las escasas nubes se hacen de rogar y los estanques artificiales las refleja como morfina bajo su piel…

 

El Papiro Ebers,

uno de los más antiguos tratados médicos conocidos, es en verdad demasiado joven comparado con lo que tú arrastras. Fue redactado en el antiguo Egipto, cerca del año 1500 antes de nuestra era (en el año 8º del reinado de Amenhotep I, de la dinastía XVIII), por una persona parecida a ti;

 

Entre los restos

de una momia en la tumba de Assasif, en Luxor, el famoso papiro ha  sobrevivido absorbiendo la letra de sus medicinas.

 

Ese papiro

mide más de veinte metros de longitud, unos treinta centímetros de alto y contiene 877 apartados que describen numerosas síndromes o enfermedades en varios campos de la medicina.

 

Oftalmología, ginecología,

gastroenterología..., y las correspondientes prescripciones escritas en hierático han resistido la oscuridad de miles de años siguiendo las instrucciones de uno de los primeros esbozos de depresión clínica bajo el campo holístico de la psicología.

 

Los caballos en Leibzip

beben silenciosamente. Habrá de nuevo guerra… aprestémonos a hacer acopio de la mayor parte del reino vegetal: azafrán, mirra, aloes, hojas de ricino, loto azul, extracto de lirio, jugo de amapola, resina, incienso, cáñamo, etc.

 

Guardemos en papiros

modernos la utilidad de varios remedios obtenidos de insectos y arañas que probablemente sobrevivan a terremotos y tsunamis provocados artificialmente.

 

Guardemos los conocimientos médicos

como los antiguos egipcios en cada biblioteca, en cada tumba. Pongamos a buen recaudo, en varios idiomas, fórmulas magistrales y remedios.

 

Imitemos la jerarquía

del Papiro Ebers con un "tratado del corazón" destacando que el corazón es el centro del sistema sanguíneo, con vasos unidos a cada parte del cuerpo, porque de él dependerán los distintos fluidos como la sangre, lágrimas, orina y el esperma… Y sobre todo los sentimientos de compasión y amor…

 

No nos olvidemos

de un capítulo para los desórdenes mentales, en el que se recojan los trastornos tales como la depresión y la demencia, que se extenderán sobre lo que quede del género humano.

 

Junto a las recetas mágicas

de los herederos de la diosa Sekhmet escribirás un texto sobre la leche de una madre recién dada a luz para curar las quemaduras…  y todas las enfermedades humanas. De esa fertilidad seguiremos dependiendo.

 

Algunos han amado

y en cambio ya no se acuerdan. Los sueños, los signos, las imágenes, hasta la humedad de los bosques, podrían ser salvados sólo por una ayuda sobrenatural.

                                                             Elisa R. Bach

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario