12 oct. 2015

Ella volvió, in extremis, la cabeza ....


SU CABEZA UN BUSTO DESALIÑADO

Lo vio crecer en el horizonte al caminar.

Sentada sobre la arena
lo vio inclinarse tocando la espuma de las olas con la mano.

Al pasar junto a ella
echó un vistazo a sus entregados ojos de té.

Sobre su cabeza un busto desaliñado
revoloteaban extrañamente diminutas mariposas.

Pasó de largo
como menospreciándola con orgullosa naturalidad.

Ella volvió, in extremis, la cabeza
hacia aquella figura que partía.

Aquella educada dama
comprendió que era El Hombre

que surgió del horizonte
y que ya no desaparecerá.

                                                                         Johann R. Bach

2 comentarios:

  1. ale_cuelebre
    14:59

    .El pasó de largo como menospreciandola con orgullosa naturalidadad"La dama Educada le ama a muerte,sin emitir juicios,a ciegas se gira in extremix,pero lo hace porque sabe que siempre volverá y,ante todo,es su Hombre",ante otro no lo haría.El amor todo lo puede incluso vencer el propio orgullo ante el orgullo del otro sin sentimiento de doblegación,sino sería triste dependencia.Hermoso poema,profundo e intenso..

    ResponderEliminar
  2. HERMOSO TU SENTIR, ENCANTADA DE LEERTE.
    NAMASTÉ.

    ResponderEliminar