12 oct. 2015

ya ha caído la noche en que surge su nombre: Pilar.


DE NOMBRE PILAR

Se oyen
a lo lejos las doce campanadas y

ya ha caído la noche
en que surge su nombre: Pilar.

Hace rato
que los pájaros han enmudecido.

Las luces de la casa vecina
se han extinguido.

Se oscurece el firmamento nocturno
en esta noche de octubre sin luna.

Sobreviene el sueño
tras el largo día.

Y aquí el viento sacude
el follaje de las encinas.

Las estrellas caen en picado como bellotas.

Los chopos se yerguen en medio de la oscuridad
y sus hojas, con el viento en calma, deciden no protestar.

Cae de las alturas el desamparo,
el silencio como castigo.

La oscuridad engulle en vano la voz.
Todo dormita.

Con el corazón en un puño
se agita otra vez el campanario.

Por ningún lado nadie.
Feliz día tengas Pilar.

                                                                               Johann R. Bach

1 comentario: