18 may. 2015

Todas tus palabras surgen de unos bellos labios y no necesitan escribirse en verso


SI EL POBRE COME POLLO…

No te quejes Mercedes
de no poder escribir poesía.

¿Cuándo un enfermo está a punto de morir
le puedes presentar en la bandeja un suculento pollo? ¡No! Ya no se encuentra en aquella fase en la que se puede afirmar que

si el pobre come pollo
es porque está enfermo, o, está enfermo el pollo.

Más complicado es preguntarse
¿si el mundo está en una fase terminal de la enfermedad ególatra le puedes ofrecer la alegría impostada del circo?

La poesía hecha
con la intención con la que la haces, no tiene ningún inconveniente, más bien es conveniente.

Mientras practiques esa poesía – quizá un poco ingenua- las otras te tomarán como una principiante de buena voluntad, pero saludarán dándote la bienvenida al club.

A fin de cuentas
nadie nace escribiendo poemas.

A un cachorro lupus canis
no se le da un hueso a roer porque le están saliendo los dientes sino para le salgan.

Todas tus palabras surgen
de unos bellos labios y no necesitan escribirse en verso para ser calificadas poéticamente.

Que nadie
te quite esa voluntad de escribir como lo haces –poesía en prosa- porque todos te lo agradecerán aunque muchos lo hagan por cortesía.

Después de años de escribir
podrás contestar a la bíblica pregunta: ¿Sabia mujer cómo has empleado tu sabiduría durante tu vida?

De la misma manera
que al rico se le preguntó qué había hecho de las riquezas; y, con su misma riqueza lo enterraron.

                                                                                    Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Muy buena respuesta de filosofía prosaica par Mercedes y todas las que se inspiran en el arte de la oda por gozo . Ánimo y que nadie os diga como hacer lo que vuestro corazón delira....>_<

    ResponderEliminar