21 may. 2015

Sus diecisiete años son una playa abierta que ella mira de lejos,


EL EROTISMO DE TÍA CINTA (fragmento)

Sus diecisiete años
son una playa abierta que ella mira de lejos, casi con miedo de enturbiar con la compasión las aguas de su vida incierta.

Campa él a su gusto sobre la arena
y se zambulle en el mar de su desprecio de todo lo que no es.

Y escribe por todas partes,
cerca del agua, su nombre que la ola borra.

Él corre, se zambulle y nada
mientras ella contempla esos dichosos diecisiete años limpios de vello que han de durar sólo un verano y que

le hacen a sus ojos,
un héroe de fábula.

Y aunque un relámpago
ha de hundir su templo, la Tía Cinta siempre esperanzada, le dirá:

"¡Vive!
Y nunca contra tu destino diré palabra".

"Di que lo has entendido todo,
y que el balbuceo de gestos temerosos, incentivo de mi sonrisa de coqueteo fraterno,

es un sabio artificio
con el que te quieres proteger".

"Después cuando, rambla abajo,
pases por debajo de los plátanos, al recordar nuestras noches sobre la terraza, sólo vistas por las estrellas,

quizá te sientas confundido
y te hagas una madeja de sentimientos extraños".

"Puedes verte como ¡tan joven!,
un reclamo para los peligros".

"No niegues que te trastorna,
sin embargo, una fuerza oscura que se te lleva y te devuelve a mi cuerpo".

"A los deseos de la carne
les son raras las playas de arena fina y limpia".

                                                                Johann R. Bach

1 comentario:

  1. La tía Jacinta le dice :Vive,y nunca contra tu destino diré palabra."No niegues que te trastorna,
    sin embargo, una fuerza oscura que se te lleva y te devuelve a mi cuerpo".

    "A los deseos de la carne
    les son raras las playas de arena fina y limpia".El erotismo de Jacinta será recordado por él bajando las Ramblas como su primer sentir sexual y aprendizaje .Dos necesidades y sentires diferentes que se complementan.

    ResponderEliminar