20 may. 2015

Igual que marionetas, los humanos pasan, como en un sueño, por la vida.


MARIONETAS BAJO LA LLUVIA

Llueve
y el cultivo de plantas se ve favorecido.

Amo los puros arroyuelos
que serpentean entre la hierba un poco descuidada del jardín que sabe recoger la luz de este mayo.

La lluvia me obliga a permanecer
junto al gran ventanal… y a escribir.

El cultivo de las letras
no necesita del trato mundanal.

Ardua es la ciencia de la psicología,
y, para lograr comprenderla, camino solo sobre el tablado de este teatro del mundo.

Se tallan en madera
los rostros de las marionetas: los rostros malhumorados se extraen de la madera de un estrycnos,

los rostros alegres del castaño.

Se manejan con hilos.
Con su arrugada piel, sus cabellos blancos y sus hundidas sienes parecen verdaderos ancianos.

Más acabada la comedia,
se derrumban inmóviles.

Igual que marionetas,
los humanos pasan, como en un sueño, por la vida.

Entretanto la lluvia me obliga a permanecer
junto al gran ventanal… y a escribir.

                                                                  Johann R. Bach

2 comentarios:

  1. Actuan como marionetas, pero quien mueve los hilos. Lo intuimos, lo sabemos, callamos.No se puede decir

    ResponderEliminar
  2. Así es Julio. Es un tema tabú aunque yo ya he averiguado que en un primer nivel hay 4 jefes, en el segundo 9 y en el tercero 84 Todos espíritus potentes.

    ResponderEliminar