3 ago. 2014

me hundo garganta abajo hasta el agradecimiento de los tobillos.

FONDEADO BAJO LA LLUVIA

 

Hoy me recojo en mi barco

tras mi frente y el grito de mi lengua.

 

A resguardo de la lluvia

en el camarote de proa no me expongo al viento, al sol ni a la salada brisa.

 

Hoy me quedo desnudo,

entre la quietud de la caleta y el revoltijo de las sábanas ante la escotilla de proa ligeramente abierta;

 

y me hundo garganta abajo

hasta el agradecimiento de los tobillos.

 

Hoy permanezco

en el camarote triangular sin pisar siquiera la cubierta oyendo la música de la lluvia y el ritmo pulmonar,

 

y me encojo,

pequeño,

 

humano,

hasta que el amor puro como un número habite en mis entrañas.  

 

                                                                  Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario