5 ago. 2014

los años maduros pasan muy despacio a orillas de un homérico mar.

MI CIUDAD Y EL MAR

Dices:
"Desearía ir a otra tierra, hacia otro mar y hacia una ciudad mejor como si eso fuera posible.

Pues cada esfuerzo
fuera del lugar donde viviste la infancia está, de antemano, condenado,

y muere tu corazón
lo mismo que los pensamientos en una desolada languidez.


Si donde vuelves los ojos sólo ves
las oscuras ruinas de una vida desperdiciada y los muchos años que allí pasaste o destruiste".

No te angusties:
no hallarás otra tierra ni otro mar. Barcelona irá en ti siempre.

Volverás
a las mismas calles, y en los mismos barrios llegará lentamente tu tranquilidad, pues los años maduros pasan muy despacio a orillas de un homérico mar.

En alguna de sus casas
blanquearán tus sienes. Pues Barcelona es siempre la misma: hija de la Roma Eterna y se baña en el mismo Mare Nostrum.

Otra no busques -no la hay-
ni vericuetos ni atajos ni naves para ti. Con la vida que aquí en parte desperdiciaste has borrado el gozo en todo otro lugar de la tierra.

                                                          Johann R. Bach

Poned en la Barra de Google
Vimeo Columbus Barcelona

Y veréis el mensaje embotellado lanzado al espacio en cuatro idiomas para comprender mejor el poema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario