4 oct. 2016

Un anuncio poco común


PRIMER DÍA DE ERMESSENDA EN PARÍS

Aún con la mente confusa por los acontecimientos de aquellos días en que yo admiraba su cuerpo de hombre agonizante. Sí, de un cuerpo que irradiaba dolor al menospreciarme y que sigue aquí –más allá de lo razonable-…, que insiste.

Me volvía loca su lengua –clavel de la ironía- que escondía callada sed punzante. No sé cómo aún perdura en mi mente su mano nerviosa, azul, de amante ni su verso que llora aunque cante. Seguía y sigue presente en mí la imagen de su pila de huesos, insultante, y su alma cayéndose de frío.

¿Qué podría decir, cicatrizante, a aquellos atributos de su augusta verdad que lo envolvían? ¿Qué le podría haber dicho para que su mente cambiara de rumbo?

Con esas tribulaciones danzando en mi cabeza me encontraba en París leyendo los anuncios de una revista de publicidad inmobiliaria.

Llamé al número de teléfono de Clementine
porque me pareció poco común su anuncio:

Se ofrece habitación
en Casa de Huéspedes a mujer seria y responsable, amiga de la conversación, sin alergias al polvo, aficionada a la lectura, a la poesía, a la música clásica, al arte del dibujo, a la pintura surrealista y a la escultura figurativa. Llamar tres veces seguidas a partir de las cinco de la tarde al teléfono ……..   ………..   …………
                                                                                           J. R. Bach

3 comentarios:

  1. Pilar Dehesa
    19:24 (fa 36 minuts)

    Ohhh jajaja un anuncio peculiar!!
    Muy propio de una señorita muy educada y que se dedica al arte
    Quien mejor compañia que ella toda una dama que esconde muchos secretos

    ResponderEliminar
  2. Rosa Duran Vidal “rosita”
    20:11

    Molt bo

    ResponderEliminar
  3. "Me volvía loca su lengua –clavel de la ironía- que escondía callada sed punzante. No sé cómo aún perdura en mi mente su mano nerviosa, azul, de amante ni su verso que llora aunque cante. Seguía y sigue presente en mí la imagen de su pila de huesos, insultante, y su alma cayéndose de frío." Mucho amor y dolor había en los pensamientos de Hermessenda.Y como un milagro aparece el anuncio de la habitación en la Casa de Huéspedes,un lugar como un guante para ella.Y cómo cambia su sentir en poco tiempo a cambio de tres llamadas seguidas a la hora indicada.***

    ResponderEliminar