8 oct. 2016

cielo y tierra parecen haber permutado sus propiedades:

imagen de Michael Cheval

TORMENTA

Parece que vamos a tener tormenta.
Metales y no-metales, mármoles, basaltos y feldespatos están eufóricos y se preparan para el baño.

El viento sopla con ganas de bronca.
La coquilla del cielo se cierra y se acerca; casi se podría tocar su barriga preñada con las yemas de los dedos dando tan sólo un saltito.

Cassia, se dispone a dibujar ese cielo singular,
mira hacia arriba, igual que hacen la ramas desnudas de los árboles, y se sobresalta por la inusitada proximidad de las nubes;

cielo y tierra
parecen haber permutado sus propiedades: el cielo se ha vuelto más sólido que de costumbre mientras la tierra se licúa.

                                                                                      J. R. Bach

3 comentarios:

  1. Vaya ,leyéndolo hoy quiero estar cerca del cielo,más que una simple tormenta parece un terrible huracán o un terremoto igualmente destructivo.Inquietante,pero me ha gustado mucho como lo relatas.

    ResponderEliminar
  2. PATRICIA

    Y una mezcla de sonidos atronadores que asoman por la cabellera entrada en años de las nubes ,parecen abrir unas fauces para tragarnos de un solo bocado...
    MUY INTENSO!!!!

    ResponderEliminar