6 oct. 2016

Escribir nos da la posibilidad de iniciar un viaje de placer, de vivir la aventura de una edad de platino que no se oxida

¿POETAS EN CRISIS?



Ahora algunos poetas se han caído
de la cómoda cama del Olimpo y comparten con los simples mortales una aventura surrealista: la de escribir cosas orladas de figuras poéticas, imperfectas y sorprendentes, que surgen de la mente de cada uno.

Hay libertad para escribir, lo que no es poco,
para ver un mar de feldespatos, lagos inmensos de azucenas, ranúnculos y caléndulas; para ver personas hambrientas de belleza poniendo a una hija el nombre de Neret; y describir un cielo en fuga hasta llorar de placer.

Escribir nos da la posibilidad
de iniciar un viaje de placer, de vivir la aventura de una edad de platino que no se oxida aunque los agoreros del cambio climático auguren la extinción de las abejas y la muerte de los mares.

Lanther y otros matemáticos
ya han demostrado que el Caos no existe y que la esperanza estadística en su complejidad desmiente la unilateralidad de un mundo concebido solo como un espectáculo terrible: sobre el bosque arrasado por un incendio resurgirán trementinosos pinos y vigorosos robles y

mientras eso ocurre
alguien escribirá que ha visto belleza allí donde otros no ven más que dolor y desolación. Siempre habrá quien se niegue a separar lo verdadero de lo falso.

                                                                                   J. R. Bach

2 comentarios:

  1. Griselda Corni Fino
    Ahir a les 23:06

    Estas ilustraciones conque presentas los escritos son una pasada de bonitas

    ResponderEliminar